11 de febrero de 2015 / 20:44 / hace 3 años

Regulador de Colombia aprueba integración de chilena CCU con Postobón para producir cerveza Heineken

BOGOTÁ, 11 feb (Reuters) - El regulador antimonopolio de Colombia autorizó el miércoles la integración del grupo embotellador cervecero chileno CCU con el local Postobón para producir y comercializar la cerveza holandesa Heineken.

El acuerdo para crear una empresa conjunta por 400 millones de dólares se firmó en noviembre y es parte de la estrategia de la Compañía Cervecerías Unida CCU para ampliar su presencia en Sudamérica.

"Como la integración no produce restricciones indebidas a la competencia ni afecta de ninguna forma a los consumidores, la Superintendencia de Industria y Comercio decidió no objetar ni condicionar la operación", dijo un comunicado oficial.

"En virtud de la operación, Postobón y CCU crearán una compañía para fabricar y comercializar la cerveza Heineken en Colombia, lo cual incrementará la competencia en el mercado colombiano de la cerveza que hoy presenta altos índices de concentración", explicó la Superintendencia.

En el mercado colombiano de cerveza tiene una participación mayoritaria Bavaria, una subsidiaria de SABMiller.

Postobón produce en Colombia bebidas no alcohólicas como gaseosas, jugos y aguas. El acuerdo con CCU le permite regresar al mercado cervecero en el que incursionó en la década de 1990 y que abandonó posteriormente.

Con la autorización, CCU y Postobón constituirán una sociedad en partes iguales destinada a la elaboración, comercialización y distribución en Colombia de cervezas y bebidas no alcohólicas en base a malta.

La operación conjunta incluye un plan de inversiones durante los próximos 3 a 4 años y contempla la creación de una nueva empresa denominada Central Cervecera de Colombia.

La primera fase de operación de la nueva compañía será la importación y distribución en Colombia de Heineken, después de firmar un contrato exclusivo de comercialización de la cerveza holandesa en el país.

CCU es controlada por el grupo chileno Quiñenco -de la multimillonaria familia local Luksic- y la multinacional Heineken.

La compañía lanzó el año pasado un plan de inversiones por 2.700 millones de dólares hasta el 2020 destinado a incrementar su capacidad de producción y ampliar sus operaciones a otros países de la región.

CCU tiene unidades de operación en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. Además, la empresa también ingresó a la propiedad de la boliviana BBO. (Reporte de Luis Jaime Acosta)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below