Australia planea introducir etiquetado de país de origen tras brote de hepatitis A

jueves 26 de febrero de 2015 01:45 GYT
 

Por Colin Packham

SÍDNEY, 26 feb (Reuters) - El primer ministro australiano, Tony Abbott, respaldó el jueves los planes para introducir el etiquetado del país de origen en los alimentos luego de un brote de hepatitis A, lo que podría contravenir las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Con 18 casos confirmados de hepatitis A ligados al consumo de bayas vendidos por Patties Foods Ltd, Abbott dijo que había pedido a los miembros de su gabinete que redacten una legislación a finales de marzo para dar mayor transparencia a los consumidores.

Esto marcó un cambio de su posición anterior de que dicha legislación elevaría el costo de los alimentos.

El brote de hepatitis A ha sido relacionado con condiciones deficientes de higiene en una planta de envasado chino. Las bayas fueron cultivadas en Chile y China antes de ser envasadas en la fábrica china.

Australia fue uno de los demandantes contra Estados Unidos después de que este país introdujo el año pasado sus propias leyes de etiquetado del país de origen en los productos de carne.

La OMC falló en contra de Estados Unidos en octubre, argumentando que el etiquetado del país de origen proporciona un incentivo para favorecer al ganado doméstico.

Gerard McManus, un portavoz del ministro de Agricultura de Australia, dijo que Abbott dijo al ministro que se asegure que la legislación propuesta no contravenga las leyes de la OMC.

Abbott había sido previamente reacio a apoyar el etiquetado del país de origen, insistiendo en que haría que los alimentos sean más caros.

Pero el jueves sostuvo que se harán esfuerzos para asegurar que el impacto sea lo más limitado posible.

"No queremos añadir innecesariamente a las cargas de las empresas, pero sí queremos garantizar que los consumidores reciban la información que necesitan y el público esté protegido. Así que vamos a hacerlo de la manera más favorable con los negocios", dijo Abbott a la prensa en Canberra. (Editado en español por Carlos Aliaga)