Mayores perforadoras petroleras encaran años difíciles, tratan de controlar sus costos

jueves 26 de febrero de 2015 10:04 GYT
 

OSLO, 26 feb (Reuters) - Las mayores perforadoras petroleras del mundo reportaron el jueves un desplome en sus ganancias y pedidos, pero lograron mantener a raya los costos para mejorar sus posibilidades de capear una crisis en el sector que podría durar varios años más.

Transocean registró pérdidas en el cuarto trimestre, mientras que su rival Seadrill informó que sus utilidades se redujeron casi a la mitad.

Aún así, sus operaciones subyacentes estuvieron mejores a lo que el mercado había pronosticado y ambas perforadoras lograron reducir sus compromisos de gasto a corto plazo en nuevas plataformas, lo que les dejó recursos para los años de vacas flacas.

Las firmas que brindan servicios de perforación para las petroleras se han visto afectadas por los menores precios del crudo que provocaron un freno en la exploración. Hay una abundancia de capacidad debido a que las nuevas plataformas ordenadas durante el período de auge se están entregando.

Las perforadoras también han estado afectadas por el escándalo de corrupción en la brasileña Petrobras, el mayor productor mundial en alta mar, y por las sanciones a Rusia.

Las tasas diarias para las plataformas en aguas profundas que alcanzaron un máximo de más de 650.000 dólares por día hace menos de dos años están ahora por debajo de 400.000 dólares.

"El 2015 será otro año difícil para la industria y Seadrill continuará tomando las medidas necesarias", dijo la firma. "Se han dado pasos preliminares para retrasar las entregas con el fin de evitar recibir una unidad sin un contrato", afirmó.

Las acciones de Transocean, que cayeron un 58 por ciento el año pasado, subían un 5,7 por ciento el jueves, mientras que las de Seadrill, que bajaron un 56 por ciento en 12 meses, avanzaban un 4,7 por ciento.

"Todos están enfocados en la supervivencia aquí y entregaron pozos al costo", dijo Fredrik Lund, analista de la correduría Carnegie. "La expectativa para 2015 es que los costos caerán y preservarán el efectivo", agregó.

"Si se cree que 2015 es un año horrible, probablemente sea cierto, pero creo que 2016 va a ser horrible, demasiado, por lo que se trata de preservar efectivo. Otros tendrán que luchar para mantener la liquidez", afirmó. (Reporte de Balazs Koranyi. Editado en español por Mónica Vargas)