26 de febrero de 2015 / 18:14 / en 3 años

BREAKINGVIEWS-Rebaja de nota de Petrobras pone a prueba compromiso fiscal de Rousseff

(El autor es un columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales.)

Por Martin Langfield

NUEVA YORK, 26 feb (Reuters Breakingviews) - Moody’s Investors Service dio a Dilma Rousseff un motivo más de preocupación.

La decisión de la calificadora de crédito, de quitarle al gigante petrolero estatal brasileño Petroleo Brasileiro su grado de inversión, redobla la importancia de que la presidenta mantenga la fe en sus funcionarios económicos, que intentan reparar a la mayor economía latinoamericana.

No obstante, la creciente resistencia y la reducción de la popularidad pondrán a prueba la resolución de la mandataria.

Después de un primer mandato marcado por la laxitud fiscal y la intervención del Gobierno, Rousseff inició su segundo período presidencial de cuatro años el mes pasado pidiendo al entrante ministro de Finanzas Joaquim Levy que restaure la confianza internacional en la economía brasileña de 2 billones de dólares.

Levy ha anunciado medidas como incrementos de precios de combustibles y electricidad y límites al gasto por unos 40.000 millones de reales (14.000 millones de dólares) hasta ahora, y quiere ir aún más allá.

El funcionario apunta a lograr un superávit fiscal primario este año de 66.000 millones de reales o 1,2 por ciento del PIB.

Eso representaría un vuelco notable después de que Brasil cerró el 2014 con un déficit primario de 33.000 millones de reales, el primer saldo negativo desde 2001.

Preocupado de que la rebaja de Petrobras pueda amenazar su nota soberana, el gobierno planea anunciar más detalles de medidas de ajuste en los próximos días.

Sin embargo, empiezan a brotar las objeciones. En el Congreso, los legisladores del propio Partido de los Trabajadores de Rousseff quieren atenuar los recortes a los beneficios de los trabajadores y pensionados.

Camioneros en huelga han interrumpido el suministro de diésel y materias primas a lo largo del país y amenazan con afectar las exportaciones de granos en protesta, en parte, por los altos precios de los combustibles.

En tanto, los sindicatos planean protestas callejeras contra las medidas de austeridad el próximo mes.

La Corte Suprema tiene previsto identificar pronto a decenas de políticos acusados de participar en el multimillonario escándalo de corrupción de Petrobras que contribuyó a la rebaja de Moody‘s. Rousseff presidió la directiva de la empresa cuando tuvieron lugar gran parte de las irregularidades denunciadas. Si bien ella negó tener conocimiento de irregularidades, el escándalo continúa siendo un factor de distracción.

Mientras los economistas prevén un aumento del desempleo, una retracción de la economía y una aceleración de la inflación, los brasileños ya se están poniendo en contra de la mandataria.

Una encuesta de Datafolha publicada este mes halló que quienes calificaban la labor de Rousseff como “excelente o buena” casi se redujeron a la mitad, al 23 por ciento desde diciembre, mientras que los que la consideraban “mala o terrible” casi se duplicaron a 44 por ciento.

Levy está en el camino correcto pero arreglar la economía será un trayecto largo y doloroso. Su mejor esperanza es que la presidenta tenga la voluntad política para seguirlo. (Editado por Gabriel Burin. LEA)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below