Rousseff busca proteger economía brasileña de escándalo Petrobras

miércoles 4 de marzo de 2015 11:15 GYT
 

Por Brian Winter y Anthony Boadle

SAO PAULO/BRASILIA, 4 mar (Reuters) - La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, buscaba desactivar el miércoles una rebelión en el Congreso de legisladores molestos con sus planes de austeridad presupuestaria y con su manejo del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Rousseff tenía previsto reunirse con líderes legislativos de su coalición, informó su oficina.

El martes el Senado rechazó un decreto presidencial que habría aumentado los impuestos sobre las nóminas para las empresas, medida con la que se buscaba reducir el creciente déficit presupuestario de Brasil.

La maniobra en el Congreso fue una de las señales más evidentes hasta ahora de cómo los daños colaterales del escándalo en Petrobras amenazan a la agenda económica de Rousseff y podrían además empeorar la recesión que se prevé para este año en Brasil.

Los mercados brasileños andaban agitados en la mañana del miércoles. A las 1450 GMT, el real se debilitaba un 1,93 por ciento a 2,9853 unidades por dólar, mientras que el índice de acciones Bovespa caía un 1,37 por ciento.

La decisión del Congreso "muestra la creciente dificultad para (aplicar) iniciativas que podrían ayudar con los recortes presupuestarios", dijo Alessandra Ribeiro, economista de la consultora Tendencias, con sede en Sao Paulo.

El último revés para Rousseff se originó en dos sucesos casi simultáneos durante la noche del martes.

Primero, el presidente del Senado, Renan Calheiros, miembro formal de la coalición gobernante, rechazó el decreto de austeridad de Rousseff.   Continuación...