Recortes de gastos de Brasil "son como ir al dentista": funcionario

lunes 9 de marzo de 2015 13:44 GYT
 

BRASILIA, 9 mar (Reuters) - El Gobierno de Brasil sigue estando comprometido con las medidas de austeridad, pese a la creciente oposición del Congreso y de la población en general, dijo el lunes un alto funcionario.

Los recortes presupuestarios "son como ir al dentista, nadie quiere ir (...) pero de vez en cuando tienes que hacerlo", dijo Aloizio Mercadante, jefe de gabinete de la presidenta Dilma Rousseff, a periodistas.

Los comentarios de Mercadante se producen en momentos en que los mercados financieros de Brasil sufrían una fuerte caída el lunes.

Los inversores están preocupados de que el país pierda su grado de inversión a menos que Rousseff reduzca el déficit presupuestario del Gobierno, una tarea que se ha visto complicada por la contracción de la economía y la baja en el respaldo popular de la mandataria.

En los últimos días, el Congreso ha rechazado medidas de austeridad como un aumento en el impuesto a la renta, en parte porque algunos legisladores están molestos con Rousseff por haber sido incluidos en una investigación sobre corrupción vinculada a la estatal Petrobras.

Rousseff defendió los recortes de presupuesto en un discurso televisado el domingo por la noche, pero tuvo que enfrentar protestas en más de una decena de ciudades importantes.

Mercadante desestimó las manifestaciones y dijo que en general se produjeron en vecindarios donde Rousseff no contó con una mayoría de votos para ganar las elecciones del año pasado.

El funcionario dijo que el Gobierno "ha insistido" en la importancia de la austeridad en sus conversaciones con los líderes del Congreso y que si las medidas son aprobadas, Brasil podrá mantener su calificación de grado de inversión.

Mercadante agregó que el real brasileño operaba ahora en un nivel favorable para la industria local. La moneda perdió 1,5 por ciento el lunes contra el dólar, en su sexta sesión consecutiva de declives, y ahora presenta una depreciación de casi 17 por ciento en lo que va del año.

Un pequeño grupo de cerca de 30 manifestantes ingresó el lunes al vestíbulo del Ministerio de Hacienda para reclamar por los recortes en fondos para la educación.

Algunos analistas políticos dicen que Rousseff no preparó como debía a los brasileños para los recortes de presupuesto durante su campaña por la reelección, cuando dijo que iba a ser necesario aplicar grandes reducciones en los gastos públicos. (Reporte de Jeferson Ribeiro y Luciana Otoni, escrito por Brian Winter. Editado en español por Marion Giraldo)