Real brasileño cae con fuerza ante preocupaciones políticas y por las finanzas públicas

lunes 9 de marzo de 2015 17:23 GYT
 

Por Walter Brandimarte

RIO DE JANEIRO, 9 mar (Reuters) - El real brasileño cayó el lunes por sexta sesión consecutiva porque los inversores temen que la presidenta Dilma Rousseff carezca del apoyo político para imponer las medidas de austeridad necesarias para cumplir con una reforma fiscal.

* El temor a un alza de las tasas de interés en Estados Unidos y la preocupación por la desaceleración en China han pesado sobre las monedas de América Latina en general, pero ninguna ha caído con tanta fuerza como el real.

* La moneda brasileña perdió más de un 2 por ciento a 3,1267 unidades por dólar, porque los inversores están crecientemente preocupados por la cohesión de la coalición política gobernante.

* La base apoyo de Rousseff parece estar dividiéndose en la medida en que una avanza una investigación por corrupción en la petrolera Petrobras que está implicando a muchos de sus aliados en el Congreso.

* La moneda, que ha perdido cerca de un 15 por ciento en lo que va del año, rompió el soporte psicológico de los 3 reales por dólar luego que el plan de austeridad de Rousseff sufrió un gran revés en el Congreso, destacando la tensión con quienes en el papel son sus aliados.

* El principal índice bursátil de Brasil, el Bovespa , cayó un 1,6 por ciento, presionado por las acciones de bancos y de Petrobras.

* En un discurso emitido por la televisión nacional, Rousseff apeló el domingo a los brasileños para que apoyen sus medidas de austeridad, pero sus palabras fueron recibidas con protestas en varias ciudades brasileñas, incluyendo Sao Paulo, Rio y Brasilia.

* Ya hay nuevas manifestaciones convocadas contra Rousseff para la próxima semana en varias ciudades.

* "El clima político se está deteriorando y el aislamiento de la presidenta puede profundizarse esta semana antes de las manifestaciones del domingo", dijeron en una nota a clientes analistas de Lerosa Investimentos.

* Brasil está bajo presión de los mercados financieros y de las agencias de calificación para que revierta años de gastos excesivo que ha aumentado su endeudamiento y no ha impulsado el crecimiento económico. (Reporte de Bruno Federowski en Sao Paulo. Editado en español por Javier López de Lérida)