Los colores políticos del alcalde de Lima borran murales en Lima

jueves 12 de marzo de 2015 16:59 GYT
 

Por Mitra Taj

LIMA, 12 mar (Reuters) - Primero un mural que representaba al revolucionario indígena boliviano Túpac Katari desapareció de una fachada en el centro de Lima. Luego uno de un niño con cara de perro que apilaba ladrillos encima de libros corrió la misma suerte.

La comunidad de artistas de Lima se indignó. Y empezó a sospechar. La pintura amarilla que tapa ahora las obras recordaba al color del partido político del nuevo alcalde de la capital de Perú, Luis Castañeda.

Después de que un tercer mural se volvió amarillo, el alcalde Castañeda confirmó que su Gobierno estaba detrás de los pintados, con los cuales literalmente borra las huellas de su predecesora, quien había dado la bienvenida a las piezas de arte.

"No van con el centro histórico", dijo Castañeda a periodistas el miércoles sobre los murales, ignorando las críticas y afirmando: "¿La UNESCO que me va a decir? ¿me va a sancionar?".

Los murales habían sido pintados durante la gestión de la alcaldesa izquierdista Susana Villarán entre 2011 y 2014 que facilitó los permisos.

Castañeda, un político conservador y populista, dijo que quiso borrar las obras para limpiar y modernizar el centro histórico de Lima, fundado en 1535.

Pero ese plan podría ser contraproducente, dijo el diseñador y promotor de arte Elliot Urcuhuaranga, de 36 años de edad.

"Es una invitación para que todos los artistas cubran Lima de grafitis", dijo Urcuhuaranga. "Eso es lo que van a hacer", agregó a Reuters.   Continuación...