ACTUALIZA 1-Magnate chileno Luksic declara ante fiscal por millonario préstamo a nuera de Bachelet

viernes 15 de mayo de 2015 18:31 GYT
 

(Actualiza con comentario de empresario)

SANTIAGO, 15 mayo (Reuters) - El líder del poderoso grupo chileno Luksic declaró el viernes ante un fiscal que investiga un supuesto tráfico de influencias en la tramitación de un millonario crédito a una sociedad de la nuera de la presidenta Michelle Bachelet.

Andrónico Luksic, vicepresidente del Banco de Chile y el de mayor fortuna del país, compareció en calidad de testigo ante la fiscalía de la ciudad de Rancagua (90 kilómetros al sur de Santiago) para entregar antecedentes sobre el préstamo que otorgó la entidad en el 2013 a la esposa de Sebastián Dávalos Bachelet.

"Ha sido un interrogatorio bastante exhaustivo y espero que mis declaraciones permitan esclarecer mi participación y las participaciones de mi empresa en este asunto", afirmó Luksic a periodistas tras declarar por más de tres horas ante el fiscal.

El hijo de Bachelet tuvo que renunciar en febrero a su cargo de director cultural del Gobierno luego de que medios revelaron que participó en una reunión con Luksic, tras la cual fue aprobado un préstamo de unos 10 millones de dólares a la sociedad Caval para la compra de terrenos al sur de Santiago.

Caval, cuyo 50 por ciento es propiedad de la esposa de Dávalos Bachelet, adquirió los terrenos apostando a un cambio en los permisos para el uso de los suelos, lo que aumentaría sustancialmente su valor.

El negocio levantó una polvareda en medios de comunicación y generó críticas tanto de la oposición a la mandataria socialista como de miembros de su coalición, que se tradujo en un desplome del apoyo a Bachelet y un aumento de la desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones, según recientes sondeos.

El grupo Luksic, además de participar en el control del Banco de Chile, también posee una fuerte presencia en negocios industriales, mineros y de transporte marítimo dentro y fuera del país. (Reporte de Antonio de la Jara y Felipe Iturrieta. Editado por Mónica Vargas)