Ex asesor peruano rechaza fuga y dice que desconocidos lo secuestraron en Bolivia

miércoles 27 de mayo de 2015 02:27 GYT
 

LIMA, 26 mayo (Reuters) - El ex asesor presidencial peruano Martín Belaunde, acusado de corrupción por la justicia local, dijo el martes que no se fugó en Bolivia sino que desconocidos lo secuestraron de su domicilio donde esperaba bajo custodia policial su extradición a Lima.

Belaunde, en una conversación telefónica con la estación de televisión peruana Canal N, afirmó que dos personas lo sacaron sin permiso de su habitación el domingo y luego logró escapar de sus captores tras arrojarse del auto en el que lo llevaban.

"A mí me han secuestrado, yo no me he escapado porque no necesitaba escaparme. Nosotros teníamos acciones pendientes en ese país, en Bolivia, y que íbamos a respetar hasta el final", dijo Belaunde al canal desde la clandestinidad.

La desaparición del ex asesor de campaña del presidente Ollanta Humala generó la renuncia en Bolivia del ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, luego de que se conociera la presunta complicidad de la custodia policial con el detenido.

Belaunde es buscado en Perú por peculado y asociación ilícita para delinquir, delitos que le valieron una orden internacional de captura y lo llevaron a escapar en diciembre a Bolivia para pedir asilo, que le fue negado.

El ex asesor dijo al canal peruano que se encuentra herido por una posible fractura en su codo al escaparse del auto en que viajaba con sus captores "camino Al Alto", en La Paz.

"Ahora estoy escondido, protegido, o intentando estarlo", afirmó Belaunde tras acusar al Gobierno boliviano de supuestamente haber contratado "sicarios" para capturarlo.

El prófugo se negó a revelar su ubicación al canal peruano, que también lo había entrevistado antes de su desaparición.

Belaunde tuvo una activa participación como publicista en la primera campaña electoral de Humala, en el 2006, y colaboró de forma esporádica en la campaña para las elecciones del 2011.

La justicia de Perú quiere llevar a Belaunde a los tribunales por un caso de corrupción que ha llevado a prisión al gobernador de una rica región minera y a la destitución del fiscal general, Carlos Ramos, acusado de frenar investigaciones referidas a este proceso judicial. (Reporte de Marco Aquino)