Gobierno de Venezuela fustiga a Procter & Gamble por vender toallas sanitarias costosas

martes 16 de junio de 2015 10:46 GYT
 

Por Corina Pons

CARACAS, 16 jun (Reuters) - El Gobierno socialista de Venezuela acusó a la estadounidense Procter & Gamble de convertirse en su más reciente enemigo en una "guerra económica" para defenestrarlo, por vender productos de higiene femenina costosos.

Usuarios en las redes sociales se alarmaron porque la caja de ocho tampones y el paquete de seis unidades de toallas sanitarias post parto de la firma pasaron a costar unos 1.400 bolívares: apenas 7 dólares al tipo de cambio oficial más alto, pero casi una semana de salario mínimo mensual.

P&G se defendió en un comunicado alegando que también ofrece productos de bajo precio como toallas regulares a sólo 19 bolívares, y que ha cumplido con los criterios legales impuestos por el Gobierno para marcar "precios justos".

"Son actos criminales contra el pueblo venezolano", dijo la ministra para la Mujer, Gladys Requena, al ser cuestionada por periodistas sobre el nuevo precio de los productos.

"Es propicia la oportunidad para denunciar a la Procter & Gamble, que esta enmarcada dentro del diseño de la guerra económica contra el pueblo de Venezuela", dijo el lunes, llamando a las mujeres agraviadas a manifestar su descontento.

Según el presidente Nicolás Maduro, las dificultades económicas que atraviesa su país, como una altísima inflación combinada con escasez de productos como toallas sanitarias, son obra de las fechorías de los privados, que acaparan y especulan para generar descontento en los venezolanos.

Pero desde la otra acera, los empresarios atribuyen los problemas a los controles de cambio y precios de más de una década. También recuerdan que el aparato gubernamental de fiscalizaciones controla de cerca su producción y su fijación de precios.

P&G no contestó de inmediato a las preguntas enviadas por Reuters.

Economistas dijeron que los nuevos precios se corresponden con la tasa oficial del Simadi, un mecanismo cambiario puesto en marcha este año y donde se venden dólares a cerca de 200 bolívares por dólar para importaciones.

De hecho, P&G alegó que sus toallas de maternidad, en el ojo de la diatriba, fueron importadas recientemente. (Escrito por Eyanir Chinea. Editado por Gabriel Burin)