25 de junio de 2015 / 1:22 / hace 2 años

Legisladores brasileños aprueban aumento del gasto en pensiones y dan golpe a Rousseff

BRASILIA, 24 jun (Reuters) - La Cámara baja del Congreso de Brasil aprobó el miércoles una medida que aumentaría el gasto en el sistema de pensiones en los próximos años, en otra sorpresiva derrota de la presidenta Dilma Rousseff, quien está luchando por ordenar las finanzas del Gobierno.

En una reñida votación, los legisladores aprobaron una enmienda para reajustar las pensiones anualmente con una fórmula que actualmente se usa para elevar el salario mínimo, lo que potencialmente incrementaría el ya elevado desembolso en seguridad social. La medida aún debe ser votada por el Senado.

Anteriormente el martes, los legisladores aprobaron un decreto para mantener la fórmula de reajuste del salario mínimo hasta el 2019. Bajo esa fórmula, el salario mínimo aumenta en un monto equivalente a la inflación del año previo más el nivel del producto interno bruto de dos años antes.

Los beneficios de pensiones se ajustan cada año de acuerdo a la inflación.

El Gobierno se había opuesto a usar el esquema del salario mínimo para las pensiones, diciendo que costaría a las arcas del Estado unos 2.000 millones de reales (646,6 millones de dólares) adicionales por cada punto porcentual de alza de las pensiones.

El palacio presidencial y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

“Este es un proyecto de ley que el Gobierno no puede pagar”, dijo Mansueto Almedia, especialista en cuentas públicas basado en Brasilia. “Esto aumenta el riesgo de una rebaja de la calificación crediticia”, agregó.

Almeida dijo que el Gobierno podría verse obligado a subir más los impuestos y su endeudamiento para pagar el gasto adicional.

Rousseff ya ha aumentado los impuestos y recortado el gasto en pensiones y otros beneficios sociales para equilibrar las cuentas públicas y no perder el codiciado grado de inversión de Brasil.

Muchos legisladores de partidos aliados, incluidos algunos del propio Partido de los Trabajadores de Rousseff, votaron a favor de la enmienda, subrayando la fuerte resistencia a la impopular campaña de austeridad liderada por el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

El mes pasado, el Congreso sorprendió al Gobierno con la aprobación de una enmienda para flexibilizar la edad de jubilación.

A pesar de las críticas de líderes sindicales y legisladores aliados, Rousseff terminó vetando la enmienda y ofreciendo un esquema alternativo de pensiones para reducir las pérdidas potenciales en 50.000 millones de reales hasta el 2026. (Reporte de Alonso Soto; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below