22 de julio de 2015 / 16:06 / hace 2 años

ACTUALIZA 2-Brasil reducirá meta superávit primario, desaceleración golpea ingresos fiscales

4 MIN. DE LECTURA

(Actualiza con fuentes confirmando reducción de objetivo para 2015)

Por Alonso Soto

BRASILIA, 22 jul (Reuters) - Brasil reducirá drásticamente su meta clave de superávit fiscal para este año ante un descenso en los ingresos impositivos, pero planea nuevos recortes de gastos para mostrar su compromiso con la austeridad, dijeron a Reuters el miércoles tres funcionarios familiarizados con la decisión.

El Gobierno anunciará más tarde el miércoles una nueva meta de superávit presupuestario primario de 0,15 por ciento del Producto Interno Bruto, frente al objetivo original del 1,1 por ciento, dijeron los funcionarios, que pidieron el anonimato.

El superávit primario representa el ingreso disponible para cubrir el pago de intereses de deuda. Como tal, es seguido de cerca por inversores y agencias calificadoras de crédito en Wall Street.

Las agencias han advertido que podrían recortar aún más la nota crediticia del país, una decisión que minaría la confianza de los inversores y aumentaría los costos del endeudamiento.

"La reducción de la meta será coherente con la situación actual", dijo uno de los funcionarios.

Agregaron que los recortes adicionales del presupuesto serían de entre 8.000 y 15.000 millones de reales, dando a entender a los mercados que el ajuste fiscal que comenzó este año continuará.

La reducción de la meta podría complicar los esfuerzos de la presidenta Dilma Rousseff para mantener el codiciado grado de inversión de Brasil en medio de una desaceleración económica y tras años de excesivos gastos.

"La posición fiscal de Brasil seguirá siendo bastante desalentadora por un tiempo", dijo Edward Glossop, economista de Capital Economics. "Un modesto superávit primario no será suficiente para evitar que aumente la carga de deuda de Brasil".

El Gobierno tendrá que recortar su meta de ahorro fiscal para el 2016 del 2 por ciento del PIB, debido a que la desaceleración económica es peor a lo anticipado, aseguró uno de los funcionarios.

El ministro de Hacienda, Joaquim Levy, se mostró inicialmente reacio a la reducción de la meta porque temía que podría enviar los mercados una señal equivocada sobre el compromiso del Gobierno para el ajuste fiscal.

En mayo, el Gobierno se comprometió a recortar 70.000 millones de reales en gastos para restaurar su credibilidad con los inversores.

Levy, un economista formado en la Universidad de Chicago, dijo el martes que una posible reducción de la meta no era el fin del ajuste.

Durante gran parte de la década pasada, Brasil registró superávit primarios por encima del 3 por ciento del PIB a medida que controles de gasto más estrictos y un auge de las materias primas llenaron las arcas públicas.

Eso cambió cuando Rousseff asumió la presidencia en el 2011 y otorgó miles de millones de dólares en exenciones fiscales a las empresas, en un fallido intento por reactivar a la paralizada economía.

Desde su reelección en octubre, Rousseff ha adoptado nuevas políticas favorables al mercado y se comprometió a equilibrar las cuentas del Gobierno para recuperar la confianza de los inversores. (Reporte de Alonso Soto. Editado en español por María Cecilia Mora)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below