Legislador de la oposición liderará Congreso peruano en último año de presidencia de Humala

domingo 26 de julio de 2015 15:00 GYT
 

LIMA, 26 jul (Reuters) - Un legislador de la oposición obtuvo el domingo la presidencia del Congreso de Perú, en una nueva derrota para el partido del Gobierno en el último año de gestión del mandatario Ollanta Humala, cuya popularidad ha caído en medio de acusaciones de corrupción en su entorno.

El Congreso unicameral se inclinó para la jefatura del parlamento por Luis Iberico, un político reconocido por haber difundido un video ligado a una red de corrupción en la década de 1990 y que propició en ese entonces la destitución del ex presidente Alberto Fujimori.

Pero ahora Iberico, miembro del pequeño partido opositor Alianza por el Progreso, ganó la presidencia del Legislativo para el período 2015-2016 con los votos de la bancada fujimorista, que busca consensos de cara a las elecciones presidenciales de abril del año próximo.

El partido de Fujimori, la primera fuerza política en el Congreso, lidera las intenciones de voto con su popular candidata presidencial Keiko Fujimori, hija del ex mandatario.

"Nuestro primer compromiso es contribuir con la gobernabilidad tendiendo puentes de entendimiento y de concertación haciendo primar el respeto mutuo por encima de esas diferencias, que nutren una democracia", dijo Iberico en su primer discurso ante los representantes del Parlamento.

Iberico ganó con 70 votos contra 55 que obtuvo Vicente Zeballos, miembro del partido Solidaridad Nacional y aliado del Gobierno en el Congreso. El grupo oficialista Gana Perú no presentó un candidato porque no tenía chance en la votación.

"Un Parlamento independiente no es un Parlamento de confrontación", afirmó Iberico.

El partido de Humala, cuya gestión termina en julio del próximo año, ha perdido poco a poco el apoyo en el Congreso desde que el militar retirado ganó la presidencia en el 2011 y abandonó sus propuestas radicales de izquierda para gobernar.

El Gobierno ya ha sufrido algunas derrotas en el Congreso frente a la oposición, como el rechazo de una reforma del sistema de pensiones y la dilatación de algunas normas, entre ellas las diseñadas para frenar la desaceleración de la economía local.

La elección de un opositor para presidir el Congreso de 130 legisladores se produce en momentos en que la popularidad de Humala se mantiene a un bajo nivel, debido a denuncias contra su esposa Nadine Heredia por sus presuntos vínculos con un empresario acusado de corrupción. (Reporte de Marco Aquino, con colaboración de Dante Alva y Ursula Scollo. Editado por Marion Giraldo)