Ministro brasileño de Hacienda lucha por mantener influencia mientras crece sentimiento antiausteridad

miércoles 29 de julio de 2015 12:41 GYT
 

Por Alonso Soto

BRASILIA, 29 jul (Reuters) - El papel del ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, como máximo responsable de la política económica se está diluyendo, mientras intenta aprobar impopulares medidas de austeridad destinadas a salvar la calificación de grado de inversión del país.

La semana pasada, en un sombrío comunicado junto al ministro de Planificación, Nelson Barbosa, Levy anunció un drástico recorte en los objetivos de ahorro fiscal para este y los próximos dos años, golpeando a los mercados y provocando una liquidación de activos brasileños.

Aunque se vio forzado en parte por una caída en los ingresos tributarios, los objetivos menos ambiciosos pusieron en evidencia cómo la influencia de Levy dentro del Gobierno está siendo puesta a prueba por Barbosa, un economista de izquierda favorable a un ajuste fiscal más moderado.

Para empeorar las cosas, Standard & Poor's amenazó el martes con privar a Brasil de su codiciada calificación de grado de inversión, elevando la presión sobre la presidenta, Dilma Rousseff, para que insista en la austeridad a pesar de la dura resistencia en el Congreso.

La marcha atrás en los objetivos fiscales puso fin a la luna de miel de Levy con los inversores, que hasta hace poco le consideraban un defensor de las políticas amistosas con los mercados, pero ahora dudan que pueda cumplir las promesas de arreglar errores pasados.

"Este es el tipo de cosas que pueden arruinar un romance", dijo Joao Pedro Ribeiro, analista de Nomura en Nueva York. "La interpretación de lo ocurrido es que él (Levy) está mucho más debilitado en el Gobierno".

Funcionarios dentro del Gobierno dijeron a Reuters que Levy sigue siendo una figura poderosa que cuenta con la confianza de Rousseff, pero que Barbosa está ganando terreno.

Levy, un ex ejecutivo de gestión de activos del Banco Bradesco, está impulsando medidas de austeridad agresivas para limpiar las finanzas gubernamentales y controlar la inflación   Continuación...