Un muerto y 50 heridos deja protesta de trabajadores mineros de Doe Run en Perú

martes 11 de agosto de 2015 13:55 GYT
 

LIMA, 11 ago (Reuters) - Una persona murió y al menos unas 50 resultaron heridas el martes en Perú durante enfrentamientos entre la policía y trabajadores mineros del paralizado complejo metalúrgico de Doe Run, que reclaman al Gobierno flexibilizar las normas para su reactivación.

El enfrentamiento se dio luego de que cientos de pobladores y trabajadores de la fundición y refinería de La Oroya, en la región andina de Junín, bloquearon la principal carretera del centro del país y de que los policías trataron de despejar las piedras de la vía.

Autoridades de la policía y fuentes médicas confirmaron que un hombre mayor de 40 años murió por un impacto de bala en el pecho.

"Hago un llamado para que depongan su actitud. No podemos permitir que la vía de acceso a Lima desde la carretera central, que es una carretera importantísima, esté bloqueada y la policía va actuar de acuerdo a ley", dijo a periodistas el director de la Policía Nacional, Jorge Flores Goicochea.

El complejo metalúrgico de la Oroya -que era controlado por una filial del estadounidense Renco Group- no opera desde junio del 2009 por incumplimiento de un plan ambiental y millonarias deudas que llevaron a que los acreedores, entre ellos el Estado peruano, convocaran a una licitación para su reactivación.

Sin embargo la semana pasada el concurso del complejo -que llegó a ser el sexto exportador de metales del país- fue declarado desierto ante la ausencia de postores por la rigidez de las leyes ambientales, según afirmó el órgano encargado del concurso.

"Hemos estado esperando seis años, ya va a terminar el Gobierno de Ollanta Humala y no se ha solucionado esto", dijo el dirigente sindical Luis Castillo.

"El tema es flexibilizar algunos aspecto que van a permitir que se vuelva a las operaciones y todos volvamos a nuestro trabajo", agregó.

Doe Run también tiene en operación una pequeña mina de cobre, llamada Cobriza, en la región andina de Huancavelica, que ocupa a 850 trabajadores, quienes han convocado a marchas de protesta en el centro de Perú. (Reporte de Teresa Céspedes, con colaboración de Ursula Scollo. Editado por Patricio Abusleme)