ACTUALIZA 1-Trabajadores tercerizados acuerdan suspender temporalmente protesta en chilena Codelco

miércoles 12 de agosto de 2015 12:58 GYT
 

(Agrega detalles, reacción de manifestantes)

SANTIAGO, 12 ago (Reuters) - La estatal chilena Codelco, mayor productora mundial de cobre, informó el miércoles que trabajadores tercerizados comenzaron a levantar una protesta de 23 días en demanda de mejoras laborales como parte de los esfuerzos para iniciar un diálogo con sus empresas contratantes.

Fuentes habían señalado más temprano a Reuters que la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), que pide renovar un Acuerdo Marco sobre sus beneficios contractuales, se alistaban para suspender las manifestaciones.

"Codelco quisiera informar que ha alcanzado un protocolo de acuerdo con la CTC conducente a deponer las tomas y parar las movilizaciones que han estado ocurriendo en las divisiones", dijo el vicepresidente de Productividad y Costos de la firma, José Robles.

Las movilizaciones en Codelco han implicado dejar de producir unas 8.000 toneladas del metal, con pérdidas equivalentes a unos 20 millones de dólares, estimó Robles.

La cuprífera, que actúa como facilitadora del diálogo, informó que los manifestantes ya habían iniciado la desocupación de las instalaciones de su mina Ministro Hales y se esperaba que ocurriera lo mismo en el pequeño y atribulado yacimiento Salvador.

Robles estimó que las operaciones de Ministro Hales podrían volver a la normalidad en un par de días, mientras que Salvador podría tomarles un mayor tiempo.

El presidente de la CTC, Manuel Ahumada, confirmó que se logró una propuesta para iniciar el diálogo y que se firmaría una vez que los trabajadores en todas la divisiones lo aprobaran.

Los tercerizados habían demandado un diálogo sin condiciones directamente con la estatal para deponer el conflicto, que ha dejado un trabajador muerto.

Sin embargo, Robles aseguró que Codelco acudirá a la instancia de conversación con las directrices que ya ha fijado el directorio de la compañía.

Codelco afirma que acceder a las demandas de los manifestantes le generaría un costo de 1.000 millones de dólares en el largo plazo. (Reporte de Fabián Andrés Cambero, editado por Manuel Farías)