Grandes empresas brasileñas podrían ayudar a Rousseff a sobrevivir a tormenta política

martes 18 de agosto de 2015 09:56 GYT
 

Por Alonso Soto

BRASILIA, 18 ago (Reuters) - Puede que los líderes empresariales brasileños tengan diferencias ideológicas con la presidenta izquierdista Dilma Rousseff, pero los llamados para que sea sometida a un juicio político es algo que los pone nerviosos, lo que de hecho, ofrece a la mandataria un apoyo efectivo de un sector inesperado.

A esta comunidad le preocupa que una salida traumática convierta un periodo de profunda incertidumbre política en una recesión que los expertos creen que podría traducirse en una contracción de la economía de un 2 por ciento este año.

Este respaldo tácito de los grandes negocios y un acuerdo tentativo con un agitado Senado está ayudando a Rousseff a sobrevivir a la crisis, apenas siete meses después del inicio de su segundo mandato de cuatro años.

"Un juicio político es un asunto traumático que afecta a los sectores políticos y empresariales en un momento en que Brasil lucha por recuperar su credibilidad en el extranjero", afirmó Alencar Burti, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del estado de Sao Paulo.

"Lo que importa ahora es salvar a nuestro país. Necesitamos hallar una solución por encima de los intereses personales".

Aunque algunos empresarios dijeron a los legisladores que un juicio político ayudaría a Brasil a recuperar su credibilidad, la mayoría teme a la incertidumbre que probablemente emergería.

Este mes, los mayores grupos industriales y la corporación mediática más poderosa, Globo Comunicaçao e Participaçoes SA, pidieron un acuerdo para asegurar la estabilidad.

No obstante, aunque no quieren que sea sometida a un juicio político, muchos inversores esperan que la debilitada Rousseff abandone para siempre su intervencionismo económico.   Continuación...