Banco Central de Colombia mantendría estable tasa en medio de división entre directorio

viernes 21 de agosto de 2015 09:50 GYT
 

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ, 21 ago (Reuters) - El Banco Central de Colombia inició el viernes su reunión mensual de política monetaria en la que dejaría inalterada su tasa de interés, a pesar de la opinión dividida entre los siete miembros del directorio por la divergencia entre la tendencia alcista de la inflación y el débil crecimiento económico.

De cumplirse la expectativa de la mayoría del mercado, el banco emisor completaría un año de estabilidad con un tipo referencial en un 4,5 por ciento.

En un sondeo de Reuters esta semana, 20 de 22 analistas dijeron que la autoridad monetaria mantendría sin cambios la tasa para continuar el estímulo sobre la alicaída economía, mientras los dos restantes opinaron que la incrementaría en 25 puntos base para contener presiones sobre la inflación, que está por encima de la meta.

En opinión de los analistas, la división al interior de la junta del banco se habría incrementado con recientes datos, como la caída de la confianza del consumidor cerca a mínimos de seis años, la acentuada depreciación del peso frente al dólar que completa un 60 por ciento después de alcanzar mínimos históricos, así como el desplome de los precios del petróleo.

"Si la pregunta hubiera sido hace una semana, habría dicho con seguridad que no van a subir la tasa, pero con la depreciación del peso que hay no es descartable que lo hagan", dijo Sergio Olarte, estratega de la correduría BTG Pactual.

"Sin embargo me parece que se necesitan más datos, de alguna manera para estar dispuestos no solo a subir 25 puntos básicos sino a seguir aumentándola en un mini ciclo", explicó el economista, un ex funcionario del banco emisor.

La división se evidenció en julio, cuando si bien la mayoría del directorio consideró prudente dejar la tasa estable y esperar mayor información sobre el desempeño de los precios ante la debilidad de la economía, algunos votaron por un alza ante la preocupación por el persistente ascenso de los indicadores de inflación y la probabilidad de que las expectativas se desanclen. (Reporte de Nelson Bocanegra / Editado por Gabriel Burin)