Corte apelaciones EEUU podría revertir otra orden de juez Griesa contra Argentina

viernes 21 de agosto de 2015 15:35 GYT
 

Por Nate Raymond

NUEVA YORK, 21 ago (Reuters) - Una corte de apelaciones de Estados Unidos dio señales el viernes de que podría revertir la decisión del juez Thomas Griesa, que amplió la categoría de bonistas incluidos en una demanda colectiva que acreedores impagos de Argentina llevan adelante tras una enorme cesación de pagos de 2002.

Miembros de un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Segundo Circuito de Nueva York mostraron su malestar con la orden del magistrado que expande los derechos de una serie de bonos en euros a todos aquellos que los hayan tenido en algún momento, en lugar de sólo a quienes hayan mantenido continuamente esos títulos.

La Corte de Segundo Circuito ya había revertido el 10 de agosto una orden similar del juez de distrito Griesa que amplió la categoría de bonistas que podían reclamar derechos en otras ocho acciones judiciales colectivas contra Argentina por deuda incumplida.

El abogado del país sudamericano Carmine Boccuzzi dijo el viernes que en este noveno caso la expansión también era demasiado amplia, y algunos jueces parecieron aceptar la argumentación, al cuestionar cómo podría la corte establecer quién estaría cubierto en última instancia por la demanda, dado que los bonos pueden negociarse en los mercados secundarios.

"¿Cómo va a ser posible determinar la categoría cuando va a haber transacciones (de esos bonos) en los mercados secundarios entre la fecha para renunciar a los derechos de acción colectiva y la fecha del juicio?", se preguntó la jueza de Apelaciones Reena Raggi.

Jason Zweig, uno de los abogados de los demandantes, discutió que sea problemático definir quiénes estaban alcanzados por la acción colectiva. Los demandantes, liderados por el bonista Henry Brecher, están reclamando una compensación por 68 millones de euros (77,3 millones de dólares).

La audiencia del viernes es parte de una larga batalla judicial entre Argentina y un grupo de fondos de inversión -liderados por NML Capital Ltd- que demandan el pago completo más intereses de unos bonos que el país dejó de honrar en 2002, tras una histórica cesación de pagos por 100.000 millones de dólares.

El país, que en la última década reestructuró gran parte de esa deuda en dos canjes aceptados por el 93 por ciento de sus bonistas, cayó nuevamente en un default parcial en julio del 2014 tras no cumplir una orden de Griesa de pagar 1.330 millones de dólares más intereses a los fondos que lo demandaron.   Continuación...