Santander recorta previsión de crecimiento para Chile por complejo panorama externo

martes 25 de agosto de 2015 10:46 GYT
 

SANTIAGO, 25 ago (Reuters) - El banco Santander redujo el martes su previsión para el crecimiento de la economía chilena, ante un panorama externo más complejo y una fuerte caída de los precios de las materias primas, en especial del cobre, la principal exportación del país.

La entidad recortó su proyección de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de Chile a un 2,2 y un 2,4 por ciento en 2015 y 2016, respectivamente, desde un pronóstico anterior de un 2,7 por ciento para cada ejercicio.

"Este año esta bastante jugado desde un punto de vista macro y con todos los sesgos más bien a la baja. Los mayores riesgos externos se han materializado", dijo a periodistas Pablo Correa, gerente de estudios y políticas públicas de Santander Chile.

"Detrás de estos números vemos expectativas que no repuntan para apuntalar la demanda interna más un sector externo que contribuirá menos", agregó el economista.

En cuanto a la inflación, que en los meses recientes se ha visto presionada por una sostenida depreciación del peso chileno frente al dólar, el banco proyectó una variación del 4,6 para el cierre de este año y de un 3,5 por ciento para el 2016, por encima de sus estimaciones previas.

En la misma línea, Santander Chile -la mayor institución financiera del país por activos- considera que el Banco Central no moverá la Tasa de Política Monetaria (TPM) sino hasta comienzos del 2017.

El mercado se encuentra a la espera de que el Banco Central actualice sus previsiones económicas a inicios de septiembre, pero su presidente del ente ya anticipó que se revisarán a la baja las expectativas de crecimiento para este año.

Para 2015, el Banco Central ha anticipado una expansión del PIB de entre un 2,25 y un 3,25 por ciento.

La economía chilena creció un 1,9 por ciento en el segundo trimestre, una cifra levemente mejor a lo esperado pero que refleja el lento dinamismo de la actividad doméstica. (Reporte de Felipe Iturrieta; Editado por Javier López de Lérida)