Gobierno de Paraguay limita interés a tarjetas de crédito

miércoles 26 de agosto de 2015 15:58 GYT
 

ASUNCIÓN, 26 ago (Reuters) - El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, promulgó el miércoles una ley que limita los intereses de las tarjetas de crédito, aplaudida por los usuarios pero resistida por los bancos, que la consideran nociva para el sistema financiero.

La ley establece que el interés de financiación de las tarjetas no puede exceder tres veces el promedio de tasas pasivas vigentes en el mercado, que es de casi 9 por ciento.

Las tasas actuales para las tarjetas rondan un 48 por ciento, según el Banco Central, una cifra que algunos economistas locales han considerado "voraz".

El negocio de las tarjetas de crédito en la pequeña plaza financiera local en la que operan 17 bancos movió entre enero y junio 543 millones de dólares, de acuerdo a datos de la Superintendencia de Bancos.

"Esta ley ha sido proyectada considerando el incremento de la emisión y uso de las tarjetas de crédito en las transacciones comerciales, con lo que surgen diversos inconvenientes ante los cuales el usuario se siente desprotegido", fundamentó un informe publicado por la Presidencia.

"Tenemos dificultades referidas al costo de uso, cobro de intereses sobre intereses, capitalización de intereses, discrecionalidad en el cobro de cargos y comisiones (...) que lesionan los derechos del usuario y marcan la necesidad de transparentar y defender esos derechos", agregó el reporte de la asesoría jurídica.

El titular de la Asociación de Bancos del Paraguay, Gustavo Cartes, dijo cuando se sancionó la ley que el gremio recurriría a la justicia para obtener una declaración de inconstitucionalidad si el Poder Ejecutivo la promulgaba.

Cartes dijo que los bancos tendrán que reestructurar el negocio de las tarjetas reduciendo al máximo las emisiones para los segmentos de menores ingresos, que registran una morosidad más alta. El servicio será restringido y las tarjetas se convertirán en un producto de elite, explicó. (Reporte de Daniela Desantis; editado por Hernán García)