Perú se alista para un posible "extraordinario" fenómeno climático de El Niño

lunes 31 de agosto de 2015 14:54 GYT
 

LIMA, 31 ago (Reuters) - Perú realizó el lunes un simulacro a nivel nacional por posibles desastres que provocaría el fenómeno climático de El Niño, que se manifestaría con una magnitud "extraordinaria" desde fines de año y afectaría la recuperación de la economía del país minero.

El mismo presidente Ollanta Humala supervisó el simulacro desde la oficina central encargada del monitoreo del fenómeno, un aumento de las temperaturas en la superficie del Océano Pacífico que puede desencadenar intensas lluvias provocando pérdidas a la industria pesquera, agrícola y turística principalmente.

"Lo hacemos con todo el interés de que estemos prevenidos y este Niño no nos agarre como fue el Niño del '97 o el Niño del '83 , sino que nos preparemos todos juntos", dijo Humala frente a periodistas mientras coordinaba con varios de sus ministros, que se habían trasladado a los puntos más vulnerables del país.

El último gran fenómeno de El Niño, en 1997/1998, probablemente borró 4,5 puntos porcentuales del crecimiento económico del país, que depende fuertemente de la minería.

Aunque las principales minas del país están alejadas de zonas de posibles inundaciones o desastres que provocaría el Niño, el país perdería por el evento cientos miles de hectáreas de cultivo y sufriría una menor captura de la especie marina anchoveta por el calentamiento del mar.

Perú es el mayor proveedor mundial de harina de pescado y su actividad tiene un fuerte componente en la industria local.

De acuerdo al comité multisectorial de estudio del fenómeno de El Niño, ENFEN, existe un 55 por ciento de probabilidad de que el evento alcance una magnitud fuerte o extraordinario y un 95 por ciento de probabilidad de que el Niño continúe hasta el verano del hemisferio sur en el 2016.

Más temprano, el ministro de Economía, Alonso Segura, afirmó que el Gobierno ha creado una reserva de contingencia de unos 930 millones de dólares para ser utilizados el próximo año si se materializa el fenómeno climático de El Niño.

Los ministros de Agricultura, de Transportes y Comunicaciones, del Interior y el primer ministro lideraron el simulacro en la región de Piura, que en años anteriores el clima adverso devastó su infraestructura por el desborde de ríos.

"Lo que importa es salvar vidas, salvar a esas personas que están en zonas altamente vulnerables", informó el ministro de Agricultura, Juan Benites, al presidente peruano. (Reporte de Marco Aquino, colaboración de Teresa Céspedes, editado por Manuel Farías)