Real brasileño cierra estable tras tocar mínimo desde 2002, bolsa sube

jueves 3 de septiembre de 2015 17:33 GYT
 

SAO PAULO, 3 sep (Reuters) - El real brasileño cerró estable el jueves en una sesión volátil, en medio de especulaciones sobre el futuro del ministro de Hacienda, Joaquim Levy, y perspectivas de ventas de dólares por parte de empresas, aunque las preocupaciones fiscales mantuvieron a la moneda cerca de mínimos de casi 13 años.

* La bolsa local, en tanto, avanzó por segundo día consecutivo y resistió la reducción en las ganancias de Wall Street, con los inversores también atentos a los "ruidos" que generó en el mercado la situación de Levy.

* El real culminó en 3,7598 unidades por dólar la venta. En el mínimo de la sesión, la moneda perdió más de un 1,5 por ciento, a 3,8175 reales, su menor nivel intradía desde el 11 de diciembre del 2002. En su mayor cotización, la divisa avanzó 0,69 por ciento a 3,7338 reales.

* "Los rumores de que Levy podría salir del Gobierno incomodaron mucho al mercado. Por eso, cuando se escucha algo en sentido contrario, la reacción es bastante positiva también", dijo Jaime Ferreira, superintendente de cambio de la correduría Intercam.

* Levy canceló el jueves su viaje para una reunión del G-20 para reunirse con la presidenta Dilma Rousseff. Tras el cierre del mercado, el jefe Gabinete Civil de la Presidencia, Aloizio Mercadante, aseguró que en la reunión no se mencionó una posible renuncia de Levy.

* El real recibió respaldo de un aumento en un impuesto sobre instituciones financieras aprobado por la Cámara baja. La propuesta, que debe ser visada ahora por el Senado, podría llevar a los bancos brasileños con unidades en el exterior a vender dólares para mantener una protección cambiaria.

* Mientras, el índice referencial de la Bolsa de Sao Paulo, el Bovespa avanzó un 1,94 por ciento, a 47.365 puntos.

* Las acciones preferenciales de Vale subieron un 4,25 por ciento y las ordinarias un 3,42 por ciento, en línea con el avance de los títulos de las mineras en las bolsas externas.

* Los papes de la Itaú Unibanco ganaron un 3,81 por ciento, y los de Bradesco avanzaron un 2,5 por ciento, tras la aprobación del alza en el impuesto de Contribución Social sobre la utilidad líquida de la instituciones financieras. (Reporte de Bruno Federowski y Paula Arend Laier, editado en Español por Manuel Farías)