11 de septiembre de 2015 / 18:47 / hace 2 años

SONDEO-Otras agencias también despojarían a Brasil de grado de inversión

* Moody's sería próxima agencia en bajar a Brasil a "basura"

* Segunda baja provocaría ventas forzadas en mercados

* Conservar grado de inversión es máxima prioridad del Gobierno

Por Silvio Cascione

BRASILIA, 11 sep (Reuters) - Al menos una agencia de calificación más le quitaría este año a Brasil el grado de inversión por el fracaso de los esfuerzos para reducir un déficit presupuestario, lo que podría agravar la crisis económica y política del país, mostró el viernes un sondeo de Reuters.

De los 26 economistas consultados por Reuters, 25 esperan que en los próximos meses una segunda agencia baje la calificación de Brasil a la catergoría "especulativa", tras el recorte que realizó esta semana Standard & Poor's.

Si bien Moody's Investors Service y Fitch Ratings han dicho que no tienen prisa, los economistas estiman que las agencias podrían no tener más opción que bajar la nota de Brasil a "especulativa" en el corto plazo, porque la recesión golpea a las finanzas públicas.

La decisión de S&P sorprendió a los economistas, que esperaban una baja de la calificación recién en 2016.

Si una segunda agencia decide bajar la calificación de grado de inversión del país sudamericano -que alcanzó apenas hace siete años-, algunos inversores que no pueden tener bonos basura tendrían que deshacerse de unos 20.000 millones de dólares en deuda brasileña, según cálculos de JPMorgan.

El real se ha depreciado más de un 30 por ciento este año.

Catorce de los economistas consultados esperan que la nueva baja se produzca este año y once la esperan en 2016. Siete de los encuestados auguran que será en la primera mitad del próximo año.

Según 18 de los entrevistados, Moody's, que bajó su recomendación para Brasil apenas por encima del grado especulativo, probablemente sea la próxima agencia en recortar la calificación para Brasil.

Proteger el grado de inversión ha sido una de las máximas prioridades del Gobierno de Dilma Rousseff. El ministro de Hacienda, Joaquim Levy, advirtió de consecuencias "muy fuertes" en caso de que se fracase.

Las medidas para atajar un déficit del presupuesto y tranquilizar a las agencias, como alzas de impuestos, le costaron a Rousseff gran parte de su popularidad y han generado llamados a que se le realice un juicio político, cuando todavía no se cumple un año desde que fue reelecta.

Levy dijo el jueves que el Gobierno estaba decidido a alcanzar un superávit fiscal primario del 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto en 2016.

Según el sondeo, Brasil cerraría 2016 con un déficit de un 0,3 por ciento del Producto Interno Bruto. (Editado en español por Janisse Huambachano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below