TEXTO--Banco de México mantiene en 3.0 pct Tasa de Interés Interbancaria a un día

lunes 21 de septiembre de 2015 14:16 GYT
 

Anuncio de Política Monetaria del 21 de septiembre de 2015.

La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido mantener en 3.0 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día. La economía de Estados Unidos ha mostrado una recuperación moderada, si bien el dinamismo del sector industrial se ha visto afectado por la apreciación del dólar y una menor demanda externa. El mercado laboral ha mantenido una evolución favorable, sin que hasta ahora se hayan presentado presiones salariales.

La inflación ha caído de manera importante, a raíz de las disminuciones recientes en los precios de los energéticos y de bienes importados, aunque se anticipa que se irá incrementando gradualmente para llegar a niveles cercanos al objetivo de 2 por ciento. Derivado de lo anterior, la Reserva Federal enfatizó el jueves pasado que el ritmo de normalización de su postura de política monetaria será gradual, que dependerá de la evolución observada y esperada de la actividad económica, del mercado laboral y de la inflación, así como de los acontecimientos en la economía mundial.

La actividad económica en la zona del euro continúa mejorando. Aunque se espera que la inflación se mantenga muy baja en los próximos meses, se estima que a finales de año comience a incrementarse. En gran parte de las economías emergentes la actividad económica sigue debilitándose ante los bajos precios de las materias básicas, condiciones financieras más astringentes y los problemas que ha venido enfrentando la economía china.

También destaca el reciente deterioro de la economía brasileña. En suma, el balance de riesgos para el crecimiento de la economía mundial se ha deteriorado, permaneciendo sin cambio el correspondiente a la inflación.

En los mercados financieros internacionales, el factor de riesgo más importante continúa siendo la incertidumbre en torno al inicio de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos. Adicionalmente, en las últimas semanas, la preocupación sobre las perspectivas de crecimiento de la economía de China y sus implicaciones sobre los precios de las materias primas, en particular el precio del petróleo, contribuyó a un importante aumento en la volatilidad que se reflejó fundamentalmente en caídas en los precios de los activos financieros a nivel global, en especial de las divisas de economías emergentes, aunque también de algunas economías avanzadas exportadoras de materias primas, y de índices accionarios.

En México, la cotización del peso frente al dólar de los Estados Unidos absorbió la mayor parte del ajuste al registrar una depreciación adicional, si bien en las últimas semanas esta se ha revertido parcialmente. A su vez, el incremento en las tasas de interés de mayor plazo ha sido pequeño y no se ha observado una reducción neta de posiciones en bonos del Gobierno Federal por parte de inversionistas institucionales. Hacia adelante es posible que la volatilidad en los mercados internacionales continúe.

Por consiguiente, es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país, para lo cual será necesario concretar los esfuerzos recientemente planteados en el ámbito fiscal, ajustar la postura de política monetaria cuando sea necesario e implementar adecuada y oportunamente las reformas estructurales. Ello contribuirá a mantener la confianza en la economía de México, distinguiéndola de otras economías emergentes, de tal forma que el componente de riesgo país en las tasas de interés permanezca en niveles bajos, lo cual será crucial ante un entorno externo en el que las condiciones financieras serán más astringentes.   Continuación...