Sentido Común-En México, GBM Infraestructura planea invertir en autopista de ICA

miércoles 30 de septiembre de 2015 13:51 GYT
 

30 sep (Sentido Común) - GBM Infraestructura, un fondo de inversión especializado en apoyar proyectos de infraestructura, planea invertir en la autopista Naucalpan Ecatepec, propiedad de Empresas ICA, la compañía constructora más grande del país.

Para llevar a cabo la inversión, cuyos detalles no son aún públicos, GBM Infraestructura buscará recabar 375.5 millones de pesos (22.0 millones de dólares) con una venta adicional de Certificados de Capital de Desarrollo, o CKDes, en la Bolsa Mexicana de Valores.

El fondo de inversión, que hasta ahora ha recabado 2,252.7 millones de pesos (132 millones de dólares) con la venta de ese tipo de instrumentos financieros contempla volver a salir al mercado a mediados de octubre.

Si lo hace será la sexta ocasión en que lo haga luego de su colocación inicial en septiembre de 2012 por 750.9 millones de pesos (60 millones de dólares), a la que siguieron dos salidas más en 2013 (octubre y diciembre) y dos adicionales en 2015 (marzo y abril).

De acuerdo a la carátula del prospecto de colocación de los nuevos CKDes de GBM Infraestructura, el fondo de inversión usará esos recursos para invertir en la Autopista Naucalpan Ecatepec, o Anesa. Anesa es propiedad en su totalidad de la compañía ICA Infraestructura, una de las subsidiarias más importantes de Empresas ICA, de acuerdo al reporte anual de 2014 de la compañía constructora. Ejecutivos de GBM Infraestructura declinaron proporcionar más detalles de los planes de inversión que tiene el fondo para esa autopista por estar aún en proceso la venta de los CKDes adicionales; mientras que Sentido Común no pudo hacer contacto con Gabriel de la Concha, vicepresidente de finanzas de ICA y encargado de relación con inversionistas, para conocer más sobre la transacción. ICA atraviesa por un momento difícil ante el alto nivel de sus adeudos y por la mayor competencia que enfrenta para la realización de grandes proyectos de infraestructura. Además, el desplome del precio del crudo generó recortes importantes a los proyectos de inversión de las dos compañías de energía del Estados, Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, lo que también afectó de forma indirecta a ICA. Ante su elevada carga financiera y ante perspectivas sombrías en materia de grandes proyectos de infraestructura, los ejecutivos de la compañía constructora han dicho en diversas ocasiones y en distintos foros que contemplan llevar a cabo diversas ventas de activos para recabar fondos y poder reducir sus niveles de endeudamiento. La empresa, de hecho, lleva ya varios meses aplicando esa estrategia. En abril, por ejemplo, ICA creo una filial con cuatro proyectos de infraestructura para vender un interés de 49%, por cerca de 200 millones de dólares, en esa subsidiaria, llamada ICA OVT, al fondo de inversión canadiense, Caisse de Dépôt et Placement du Québec, o CDPQ. La nueva compañía administra las siguientes concesiones carreteras: el Tunel de Acapulco, la Autopista del Mayab, la Autopista Río Verde-Ciudad Valles y el Libramiento La Piedad. También, a principios de agosto, ICA logró vender un interés de 2.9% en la empresa Grupo Aeroportuario del Centro Norte por cerca de 60 millones de dólares. El anuncio de GBM Infraestructura de que invertirá los recursos que recabe con su quinta llamada de capital de CKDes en el proyecto de la Autopista Naucalpan-Ecatepec, parecería así ir en esa misma dirección. De acuerdo a la página en internet de ICA Infraestructura, la Autopista Naucalpan-Ecatepec es una autopista urbana que actualmente cubre la ruta Tlalnepantla-Avenida Vallejo con poco más de seis kilómetros de longitud. Sin embargo, el proyecto para esta autopista es que llegue a tener una longitud de 25 kilómetros para unir el oriente con el poniente del Valle de México, desde Puente de Vigas hasta la Autopista Peñón-Texcoco. Además, en cerca de cinco años, esta vialidad si se logra completar podrá tener un fuerte aforo vehicular ya que será una de las vialidades más relevantes para llegar al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) que comenzará a construir el gobierno de México en unos meses. La autopista urbana muy probablemente la utilizarán quienes viven en el norte y poniente de la Ciudad de México para llegar a la nueva terminal aérea, que las autoridades esperan que inicie operaciones en 2020. (Redacción Sentido Común)