Familia de primera dama de Venezuela, en el foco de polémica tras arresto de sobrinos

viernes 13 de noviembre de 2015 15:19 GYT
 

Por Brian Ellsworth

CARACAS, 13 nov (Reuters) - La primera dama de Venezuela ha sido acusada tanta veces por sus adversarios de emplear familiares en la Asamblea Nacional cuando la presidió, que el arresto de sus dos sobrinos dio lugar a bromas en círculos opositores: "No toda su familia puede trabajar en el Parlamento".

Autoridades de Estados Unidos acusaron el jueves a Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores con cargos relacionados con el tráfico de cocaína, un escándalo que empaña la reputación de la pareja presidencial a las puertas de unas reñidas elecciones parlamentarias.

La noticia puso de nuevo el foco en Cilia Flores, una abogada de 62 años a quien su esposo, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, bautizó como la "Primera Combatiente" y quien ahora es candidata por el oficialismo para conseguir de nuevo un curul en las elecciones del 6 de diciembre.

Flores presidió por casi cinco años la Asamblea Nacional de su país hasta 2011, y desde ese período recibió críticas por crear una extensa red de familiares en cargos públicos.

Pastora Medina, que era diputada cuando Flores presidió la Asamblea, denunció en 2008 ante la plenaria del Parlamento y también en Fiscalía, que la ahora primera dama se había saltado los protocolos legales de contratación pública.

"Tenía a toda su familia trabajando en la Asamblea", dijo Medina. "Su familia no había concursado, pero igual pusieron a sus primos, sobrinos, hermanos", agregó.

Reuters no pudo obtener comentarios de Flores esta semana. La abogada se negó a responder preguntas cuando acompañaba a Maduro en una visita en Ginebra el jueves.

En el pasado, Flores no negó que sus familiares trabajaran en el parlamento, pero rechazó las acusaciones de nepotismo como una campaña de la oposición.   Continuación...