13 de noviembre de 2015 / 19:24 / hace 2 años

Familia de primera dama de Venezuela, en el foco de polémica tras arresto de sobrinos

Por Brian Ellsworth

CARACAS, 13 nov (Reuters) - La primera dama de Venezuela ha sido acusada tanta veces por sus adversarios de emplear familiares en la Asamblea Nacional cuando la presidió, que el arresto de sus dos sobrinos dio lugar a bromas en círculos opositores: “No toda su familia puede trabajar en el Parlamento”.

Autoridades de Estados Unidos acusaron el jueves a Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores con cargos relacionados con el tráfico de cocaína, un escándalo que empaña la reputación de la pareja presidencial a las puertas de unas reñidas elecciones parlamentarias.

La noticia puso de nuevo el foco en Cilia Flores, una abogada de 62 años a quien su esposo, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, bautizó como la “Primera Combatiente” y quien ahora es candidata por el oficialismo para conseguir de nuevo un curul en las elecciones del 6 de diciembre.

Flores presidió por casi cinco años la Asamblea Nacional de su país hasta 2011, y desde ese período recibió críticas por crear una extensa red de familiares en cargos públicos.

Pastora Medina, que era diputada cuando Flores presidió la Asamblea, denunció en 2008 ante la plenaria del Parlamento y también en Fiscalía, que la ahora primera dama se había saltado los protocolos legales de contratación pública.

“Tenía a toda su familia trabajando en la Asamblea”, dijo Medina. “Su familia no había concursado, pero igual pusieron a sus primos, sobrinos, hermanos”, agregó.

Reuters no pudo obtener comentarios de Flores esta semana. La abogada se negó a responder preguntas cuando acompañaba a Maduro en una visita en Ginebra el jueves.

En el pasado, Flores no negó que sus familiares trabajaran en el parlamento, pero rechazó las acusaciones de nepotismo como una campaña de la oposición.

“Yo me siento bien orgullosa de que sean mi familia y los defenderé en esta Asamblea Nacional como trabajadores”, dijo Flores en 2008, cuando se le preguntó por los reclamos.

Un líder sindical que representaba a los trabajadores de la Asamblea en 2008 dijo que unas 40 personas que ejercían cargos en esa institución pública eran parientes de Flores.

En 2013, el partido opositor Voluntad Popular solicitó a la Fiscal General investigar al abultado número de familiares de Flores que ejercían cargos públicos.

En algunos círculos opositores llegaron a referirse al parlamento como “el jardín”, haciendo alusión al apellido de Flores.

EN LA FAMILIA

Los nombres de los sobrinos de Flores que están siendo juzgados en Nueva York, eran prácticamente desconocidos para la opinión pública venezolana antes de su arresto esta semana.

Hasta ahora habían recibido más atención Bladimir Flores, un ex jefe de seguridad del parlamento que ahora ejerce labores de jefatura en la policía de investigación, y Carlos Malpica, el tesorero nacional y director financiero de la estatal petrolera PDVSA, quienes son hermano y sobrino de la primera dama, según reportes de medios.

Otros miembros de la familia Flores han ocupado puestos importantes en la Contraloría General y en organismos que llevan adelante proyectos públicos de infraestructura, también según reportes de medios locales.

Flores trabajó en la década de 1990 en el equipo legal que ayudó a conseguir la liberación del líder socialista Hugo Chávez, después de que lideró un fallido golpe de Estado y fue enviado a la cárcel por ello.

Chávez, que años después construyó una plataforma política para ser elegido presidente, contó con el apoyo de Flores durante su Gobierno.

Primera mujer que presidió el parlamento venezolano, muchos admiran a Flores por tener un rol de poder en una sociedad dominada por hombres.

Flores también dirigió la Procuraduría General, una institución que en momentos claves otorgó los argumentos jurídicos para permitirle a Chávez gobernar mientras seguía tratamiento médico en Cuba por el cáncer.

En meses recientes, Flores, que aparece con frecuencia en las transmisiones televisivas junto a su marido, ha mostrado un comportamiento más tímido y rara vez toma la palabra.

Sin embargo, se inscribió para competir en las elecciones legislativas de diciembre por un cargo de diputado que represente a su estado natal de Cojedes, donde creció en una humilde casa rural.

No es inusual en Venezuela que familiares de altos funcionarios gubernamentales ejerzan cargos públicos, pero los casos se han hecho más evidentes desde la presidencia de Chávez.

El hermano de Chávez, su primo y su yerno han ejercido cargos de máxima importancia en el Gobierno. El partido del líder socialista respaldó también a su padre y más tarde a su hermano como candidatos a gobernar Barinas, su estado natal.

La esposa del actual presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, ejerce también como ministra de Turismo, y para ello tuvo que dejar el escaño que tenía en el Legislativo.

Al igual que otros funcionarios venezolanos de alto rango, Flores tiene su propio programa semanal en la televisión estatal para divulgar los logros sociales del Gobierno de su esposo.

Ahora este espacio también es blanco de bromas por su nombre: “Con Cilia en familia”. (Reporte de Brian Ellsworth, escrito en español por Corina Pons; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below