Parlamento opositor de Venezuela querrá corregir leyes económicas, pero se le hará cuesta arriba

martes 8 de diciembre de 2015 14:40 GYT
 

Por Corina Pons

CARACAS, 8 dic (Reuters) - El futuro parlamento opositor de Venezuela podrá promover leyes y reformas dirigidas a corregir el modelo estatista, al que adversarios de Nicolás Maduro culpan de la crisis económica en el país petrolero, pero muchas quedarán en puras intenciones si no negocia con el aún poderoso Gobierno socialista.

Al haber ganado el domingo la mayoría calificada de los 167 diputados de la Asamblea Nacional unicameral, la oposición destronó al chavismo, por primera vez en 16 años, pero el avance pudiera no ser suficiente.

Los otros cuatro poderes públicos -ejecutivo, judicial, ciudadano y electoral- son dominados por seguidores del Gobierno de Maduro y éstos tendrían la última palabra frente a cualquier reforma legal: podrían vetarlas, no promulgarlas o en el mejor de los casos retrasarlas, advirtieron analistas.

"Es mucho lo que puede hacer la oposición en el parlamento en el ámbito formal. Pero no habrá resultados significativos en materia económica si el debate no viene acompañado de acuerdos", dijo Richard Obuchi, analista de la local ODH Consultores.

La bancada opositora está consciente del duro camino que enfrenta y no promete milagros.

"Nosotros no vamos a bajar el precio de la comida, ni haremos que los estantes se llenen", reconoció Henry Ramos, un veterano político que ganó una curul en el parlamento. "Pero podemos dictar leyes que, en definitiva, tendrá que aplicar el Gobierno".

Gracias a la mayoría que ostenta en el parlamento, el socialismo de Maduro ha evadido la discusión sobre las causas de la elevada inflación y la escasez de bienes tan básicos como el papel higiénico o jabón dándole, en muchos casos, carta blanca al Ejecutivo, para aplicar o no, políticas económicas.

La oposición sostiene que los venezolanos sufren la peor crisis económica de su historia democrática y culpan por ello al "fallido" modelo socialista, sustentado en las expropiaciones y los controles que ahogan a la industria y el comercio.   Continuación...