Sentido Común-INAI, documentos contradicen a SCT sobre reunión Ruiz Esparza, OHL México

viernes 11 de diciembre de 2015 13:06 GYT
 

11 dic (Sentido Común) - En la saga de las supuestas prácticas indebidas de la empresa constructora y desarrolladora de infraestructura, OHL México, las equivocaciones gubernamentales parecen no tener fin.

Si con la aparente siembra de una arma por parte de agentes de la Procuraduría General de la República al abogado de una empresa rival de OHL México, las suspicacias de un trato especial del gobierno a la empresa constructora crecieron, ahora con la emisión de comentarios contradictorios por parte de las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes las dudas sobre posibles vínculos indebidos vuelven a resurgir. Las nuevas sospechas surgen porque la dependencia le dijo a un particular que el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza, no se reunió con altos directivos de OHL México en los últimos seis meses.

La respuesta la dio tras recibir una solicitud de información de ese particular a través de las herramientas que brinda la legislación de acceso a la información pública. Sin embargo, la misma dependencia, en respuesta a otras solicitudes de información, confirmó que Ruiz Esparza y directivos de OHL México y de su empresa controladora Obrascón Huarte Laín, sí sostuvieron una reunión hace cuatro meses.

"Al respecto, se remite la información relativa a la reunión del C. Secretario en los términos de su solicitud", respondió la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Comunicaciones a esa petición de información, resaltando que el 11 de agosto hubo un encuentro entre servidores públicos, el presidente de OHL Internacional, el presidente de OHL México y algunos directivos de OHL para dar seguimiento a los avances de las obras de OHL México en el país. La divulgación del encuentro y la explicación del mismo suena lógico y no tiene nada de extraordinario. No parecería así que tal reunión, muy entendible dentro de las funciones del secretario de Comunicaciones y Transportes, debiese causar revuelo.

Sin embargo, esta postura que difiere en 180 grados de otra, dejan una vez más un mal sabor de boca en cuanto al actuar de la administración y su posible relación indebida con la empresa constructora y administradora de infraestructura para el transporte. Si bien es factible que en una dependencia existan en ocasiones comentarios contradictorios, el problema estriba en que a lo largo del año, fuentes anónimas han atacado al gobierno y a OHL México generando sospechas de vínculos indebidos.

Esas acusaciones han llegado a través de la difusión de audios grabados de forma ilegal donde aparentemente altos ejecutivos de la compañía y altos funcionarios discuten asuntos que parecen favorecer a la compañía. Aunque OHL México ha dicho que esos audios están "maliciosamente" editados y que diversas empresas auditoras no han encontrado ninguna irregularidad con la administración de sus autopistas concesionadas, las grabaciones han generado sospechas sobre la empresa y sobre el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Así, ante cualquier pifia del gobierno, por insignificante que sea, como podrían ser las posturas divergentes sobre un cierto evento, las dudas crecen. La forma en que se reveló que la dependencia había negado la existencia de un encuentro entre el secretario Ruíz Esparza y los ejecutivos de OHL México, al mismo tiempo que por otro lado confirmo la reunión, alimenta los malos pensamientos. Esto es así, porque quien reveló que la secretaría había dicho que no se había dado tal encuentro fue el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

En un comunicado, el INAI, tras revisar un recurso de revisión de otro particular quien también solicitó información de posibles encuentros entre el secretario y la empresa, comentó que uno de los pretextos para no dar esa información había sido que la dependencia no contaba con los archivos de la agenda del funcionario de los últimos seis meses, "periodo en el cual no se celebró reuniones con la empresa referida".

Ese argumento y otros sobre la falta de archivos viejos no convencieron a los comisionados del INAI, quienes ordenaron a la Secretaría de Comunicaciones informar sobre las posibles reuniones que solicitó el particular.   Continuación...