Banco Central Argentina dice alcanza acuerdo con China para convertir a dólares parte de 'swap'

miércoles 16 de diciembre de 2015 23:24 GYT
 

BUENOS AIRES, 16 dic (Reuters) - El Banco Central de Argentina acordó con China convertir parte de un intercambio de monedas entre ambos países a 3.100 millones de dólares para robustecer sus reservas, luego de que el Gobierno local anunció el fin de las restricciones en el mercado de cambios.

El ingreso de las divisas del swap se concretará a principios de la próxima semana, dijo la autoridad monetaria en un comunicado.

"El Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Banco Popular de China acordaron hoy (miércoles) la conversión parcial de los yuanes correspondientes al 'swap' de monedas que ambas entidades mantienen en vigencia", aseguró el BCRA.

El BCRA anticipó que seguirá administrando el tipo de cambio para evitar una devaluación profunda que podría tener efectos nefastos sobre una inflación ya muy elevada.

La conversión incrementará "la liquidez de las reservas internacionales del BCRA, con el objetivo de disponer una posición de mayor solidez para ejercer su política de flotación administrada del mercado cambiario", señaló la entidad.

El Banco Central dijo que la conversión implica el pago de una tasa de financiamiento aproximado menor al 4 por ciento en dólares.

Hace un año, la autoridad monetaria del país sudamericano recibió el primer tramo del "swap" con China que se había firmado meses antes por hasta unos 11.000 millones de dólares, al que las autoridades argentinas accedieron en su totalidad.

Antes de anunciar la conversión de este nuevo tramo del swap, el Gobierno dijo que esperaba recibir entre 15.000 y 25.000 millones de dólares en las próximas cuatro semanas para afrontar la apertura de la plaza cambiaria.

Las autoridades negociaron un crédito con bancos internacionales, y podría sumarse financiamiento de organismos internacionales.

Por otra parte, se espera que firmas agroexportadoras liquiden cerca de 400 millones de dólares diarios en las próximas tres semanas, lo que ayudará a las alicaídas reservas del Banco Central. (Reporte de Maximilian Heath. Editado por Pablo Garibian)