Juez ordena reabrir provisionalmente hidroeléctrica colombiana de Emgesa

viernes 8 de enero de 2016 15:24 GYT
 

BOGOTÁ, 8 ene (Reuters) - Un juez ordenó el viernes reabrir temporalmente una hidroeléctrica ubicada en el suroeste de Colombia, en momentos en que el país enfrenta un desabastecimiento de agua y el riesgo de racionamiento de electricidad como consecuencia del fenómeno climático de El Niño.

La hidroeléctrica de El Quimbo, construida por Emgesa, unidad del italiano Grupo Enel, suspendió la generación de energía el 16 de diciembre, después de la Corte Constitucional declaró improcedente un decreto del Gobierno que autorizó el encendido.

El juez Víctor Hugo Rubiano autorizó el funcionamiento de El Quimbo, ubicada en el departamento del Huila, para que "se procure evitar un perjuicio económico a la Nación por la no generación de energía eléctrica".

Un tribunal definirá si mantiene la operación de la hidroeléctrica u ordena nuevamente su cierre.

El Quimbo, que aprovecha aguas del río Suaza y Magdalena, tiene una capacidad instalada de 400 megavatios y una generación media de 2.216 Gigavatios hora/año, que abastece un cinco por ciento de la demanda energética colombiana.

El juez también tuvo en cuenta los argumentos del Gobierno en el sentido de que el estancamiento del agua en el embalse puede generar descomposición de materia orgánica y ocasionar un grave daño ambiental en una zona en donde existen cultivos de peces.

"Decisión ayudará a evitar desastre ambiental y desabastecimiento de agua y energía", dijo el presidente Juan Manuel Santos en su cuenta de Twitter al celebrar la medida judicial.

Cientos y ciudades de Colombia enfrentan cortes de agua potable por una reducción de los caudales de los ríos y embalses que abastecen los acueductos, como consecuencia de una sequía originada por el fenómeno climático de El Niño que entró una fase crítica.

El país, que genera un 70 por ciento de su energía con centrales hidroeléctricas, también enfrenta un riesgo de racionamiento de electricidad. (Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Ricardo Figueroa)