Banco central de Uruguay eleva encajes para contener la inflación y la depreciación de la moneda

miércoles 9 de marzo de 2016 18:55 GYT
 

MONTEVIDEO, 9 mar (Reuters) - El Banco Central del Uruguay (BCU) elevará los encajes bancarios en moneda local y extranjera con el objetivo de contener una inflación que supera el rango oficial y la significativa depreciación del peso, dijo el miércoles su presidente, Mario Bergara.

La proporción de fondos inmovilizados de las instituciones financieras pasarán el 1 de abril de un 23 por ciento a un 28 por ciento en moneda nacional, y de un 26 por ciento a un 28 por ciento en moneda extranjera.

La inflación en Uruguay subió en febrero a un 10,23 por ciento anula, la más alta desde enero de 2004, en un escenario de acelerada apreciación del tipo de cambio por un fortalecimiento de la moneda estadounidense.

El peso acumula una caída de casi un 8 por ciento en lo que va del año, tras perder más de un 20 por ciento en 2015.

"La preocupación por la inflación creo que es compartida por todos (...) por lo tanto continuar con una política monetaria de carácter contractivo es la señal ineludible que tenemos que dar para el combate", dijo Bergara a periodistas tras anunciar la medida en un almuerzo con empresarios.

El funcionario estimó que el impacto a través de los canales financieros será limitado, porque el crédito no es un factor relevante en el consumo, pero subrayó el efecto que podría evidenciarse en el mercado cambiario.

"Probablemente, tenga un impacto sobre la liquidez que hay en moneda nacional. Aquí lo que pretendemos también es que esa disminución en moneda nacional contribuya a suavizar la volatilidad", dijo sobre el tipo de cambio.

El BCU viene realizando esporádicas intervenciones en los mercados para contener grandes fluctuaciones en el precio de la moneda, que está en mínimos históricos. Sus reservas han disminuido en unos 4.000 millones de dólares.

El dato de inflación de febrero, que superó la expectativas del mercado, implicó medidas coordinadas con el Ministerio de Economía, que vigilará diariamente las variaciones de los precios en pequeñas y grandes superficies.

Bergara descartó que el BCU vaya a modificar el rango meta inflacionario de referencia actual, de entre un 3 y un 7 por ciento. (Reporte de Malena Castaldi; Editado por Javier López de Lérida)