Compañías de EEUU afectadas por devaluación creen que reformas en Argentina valdrán la pena a largo plazo

viernes 11 de marzo de 2016 09:48 GYT
 

Por Rodrigo Campos

NUEVA YORK, 11 mar (Reuters) - Las compañías estadounidenses seriamente afectadas por una devaluación del 37 por ciento en el peso argentino están apostando a realizar más negocios en el país sudamericano, confiadas en que el sacudón a corto plazo por la liberalización de la economía abrirá paso a ganancias en un futuro más lejano.

La nueva relación entre Argentina y Estados Unidos, generada por la llegada al poder de un Gobierno de centro-derecha en el país austral y su deseo de poner fin a 14 años de disputa por su deuda en default, se ve destacada por la visita a fin de marzo del presidente Barack Obama a Buenos Aires, la primera de un mandatario estadounidense en casi dos décadas.

Un análisis de Reuters de comunicados corporativos brindados durante la última ronda de reportes de ganancias reveló que empresas que van desde Ford y Pepsi hasta Discovery Communications se quejan de que la devaluación aplicada en Argentina por el presidente Mauricio Macri les costaría mucho.

Sin embargo, muchas también indicaron que los movimientos de la moneda eran parte de un paquete de reformas más amplio que a largo plazo las ayudaría a crecer en la tercera economía de América Latina.

Macri levantó los controles sobre la divisa argentina menos de una semana después de asumir la presidencia el 10 de diciembre, apuntando a reactivar una economía condicionada por políticas intervencionistas aplicadas por su antecesora, Cristina Fernández.

Aún débil frente a la moneda estadounidense, el peso ha caído desde entonces de un valor de 10 centavos de dólar a apenas algo mas de 6 centavos de dólar.

Entre las compañías que ven un aspecto positivo en la debilidad del peso se encuentra Ford Motor Co. Si bien Ford "tuvo más de 100 millones de dólares en malas noticias" por la devaluación de la moneda argentina a fin de 2015, el presidente financiero, Bob Shanks, dijo que cree que la reestructuración de Macri "es buena a más largo plazo".

Procter & Gamble también se refirió al impacto. Las devaluaciones -sobre todo en Argentina pero también en Rusia y México- costaron a P&G aproximadamente 300 millones de dólares en diciembre y enero, dijo a analistas el presidente financiero, Jon Moeller.   Continuación...