Temer dice que cualquier alza de impuestos en Brasil tendría que ser temporal

jueves 2 de junio de 2016 21:03 GYT
 

SAO PAULO, 2 jun (Reuters) - Cualquier aumento de impuestos para ayudar a cerrar el déficit de presupuesto de Brasil debería ser temporal, dijo el jueves el presidente interino Michel Temer, quien agregó que el Gobierno está concentrado en limitar el gasto para equilibrar las finanzas públicas.

En una entrevista con el canal de televisión SBT, Temer no descartó reactivar un impuesto a las transacciones financieras que el Congreso eliminó hace ocho años.

El presidente interino ha expresado por largo tiempo sus preocupaciones sobre el uso de alzas tributarias para reducir el déficit, afirmando que la medida podría obstaculizar los esfuerzos por sacar a Brasil de una dura y prolongada recesión.

Cuando se le preguntó si el país está preparado para recortar el gasto y ajustar un costoso aparato estatal, Temer dijo que los esfuerzos por implementar iniciativas de reducción del déficit de corto y largo plazo están ganando impulso.

Existe una relación de "armonía" entre los legisladores y su Gobierno que podría facilitar la aprobación de medidas económicas clave, sostuvo.

Temer, de 75 años, asumió el poder el 12 de mayo, después de que los senadores votaron a favor de someter a la presidenta Dilma Rousseff a un juicio político por violar las leyes de presupuesto. Temer era vicepresidente de Rousseff desde el inicio de su primer mandato en enero del 2011 y la relación entre ambos se quebró a inicios de año.

Después de una breve apreciación de la moneda, los bonos y las acciones de Brasil ante la perspectiva de un nuevo Gobierno con políticas más amistosas para los negocios, los inversores han comenzado a tener dudas sobre si Temer contará con el apoyo para revertir años de contracción económica y una creciente carga de deuda.

El presidente interino dijo a SBT que los ciudadanos deben discutir la modernización del sistema de pensiones o el país corre el riesgo de sufrir problemas financieros en los próximos años. Temer apoya que se fije una edad mínima para la jubilación y un piso de aportes obligatorios.

Muchos economistas sostienen que si no se realizan recortes al gasto de inmediato y se suben los impuestos, tomaría años que Brasil cubra un déficit fiscal que en 2016 podría superar el 10 por ciento del Producto Interno Bruto. (Reporte de Guillermo Parra-Bernal y Eduardo Simões; Editado en Español por Ricardo Figueroa)