Petróleos de Venezuela descarta salida amistosa con Petropar por deuda y advierte medidas legales

lunes 13 de junio de 2016 15:21 GYT
 

CARACAS, 13 jun (Reuters) - La estatal venezolana PDVSA descartó el lunes la posibilidad de alcanzar un acuerdo amistoso con la petrolera Petropar por el pago de una deuda de 287 millones de dólares que mantiene la paraguaya por la compra de crudo.

Petróleos de Venezuela sostuvo en un comunicado que el pago íntegro de la deuda era exigible desde noviembre del año 2013, conforme a un contrato firmado entre las dos compañías en el 2011. Petropar, en cambio, ha insistido en que el tratado permite el pago hasta el año 2023.

"La futilidad de continuar intentando alcanzar una solución amigable resulta obvia. A menos que Petropar pague sus deudas, PDVSA Petróleo procederá a ejercer todas las acciones a las que tiene derecho conforme a lo contractualmente acordado por las partes y a la ley aplicable", afirmó la firma venezolana en un comunicado.

Paraguay dijo hace una semana que la relación comercial entre ambas compañías tiene como marco el Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas, por lo que cualquier mención a una demanda es inválida porque colisiona con "el texto de un tratado internacional".

El país agregó que esperaba conseguir un descuento de la deuda que según el presidente de la estatal paraguaya, Eddie Jara, le ha sido cobrada de manera "poco amable".

PDVSA agregó leña a la retórica el lunes al alegar que los argumentos de su par eran "insostenibles y falaces".

El enfrentamiento entre PDVSA y Petropar se produce luego de que el Gobierno de Paraguay apoyó el llamado a referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro en Venezuela y solicitó al bloque aduanero regional Mercosur una reunión extraordinaria para analizar la situación de derechos humanos y democracia venezolana.

Paraguay dijo que los montos reclamados guardan relación con 13 facturas emitidas durante los Gobiernos de Nicanor Duarte (2003-2008) y Fernando Lugo (2008-2012). (Reporte de Sara Dagher y Daniel Kai. Editado por Eyanir Chinea y Silene Ramírez)