TEXTO-Banco Central de Colombia aumenta en 25 puntos base tasa de interés a 7,50 pct

miércoles 22 de junio de 2016 14:16 GYT
 

BOGOTÁ, 22 jun (Reuters) - El Banco Central de Colombia
incrementó el miércoles su tasa de interés en 25 puntos base a
un 7,50 por ciento, en línea con lo esperado por la mayoría del
mercado.
    El siguientes es el texto del comunicado de la Junta del
Banco Central que elevó la tasa por décimo mes consecutivo:
    "La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión
de hoy decidió incrementar la tasa de interés de intervención en
25 puntos base y la situó en 7,50 por ciento. En esta decisión,
la Junta tomó en consideración principalmente los siguientes
aspectos:
     La inflación anual al consumidor aumentó en mayo y alcanzó
8,2 por ciento. En contraste, el promedio de las medidas de
inflaciones básicas disminuyó a 6,3 por ciento. Las expectativas
de inflación de los analistas a uno y dos años se sitúan en 4,4
por ciento y 3,7 por ciento, y las que se derivan de los papeles
de deuda pública a 2, 3 y 5 años disminuyeron y están entre 4,0
por ciento y 4,5 por ciento.
     El incremento en los precios de los alimentos y el
traspaso de la depreciación nominal a los precios al consumidor,
continúan ejerciendo presiones alcistas sobre la inflación.
Aunque estos choques son temporales, la intensidad alcanzada por
el fenómeno de El Niño y la magnitud de la devaluación del peso
han desviado la inflación y sus expectativas de la meta, y han
activado algunos mecanismos de indexación.
     Las cifras de actividad económica mundial sugieren una
dinámica del producto global menor que la prevista. Con esto, se
espera que el crecimiento promedio de los socios comerciales del
país en 2016 sea bajo e inferior al registrado en 2015.
     El ritmo esperado de ajuste de la política monetaria de
los Estados Unidos, las tasas de interés internacionales y las
primas de riesgo país son hoy inferiores a las observadas a
inicios del año. Los precios del petróleo mantienen niveles
superiores a lo proyectado para el presente año, por lo cual,
los términos de intercambio y el ingreso nacional podrían caer
menos que lo previsto a comienzos del año.
     El crecimiento económico del primer trimestre de 2016 (2,5
por ciento) estuvo en línea con lo estimado por el equipo
técnico del Banco. La demanda interna se desaceleró menos que lo
previsto, principalmente por una dinámica del consumo privado
que resultó mayor a la esperada. Las exportaciones aumentaron
más de lo proyectado y las importaciones descendieron menos. Con
estos resultados y con las nuevas cifras de actividad económica
del segundo trimestre, el equipo técnico mantuvo el rango de
pronóstico de crecimiento para 2016 entre 1,5 por ciento y 3,2
por ciento, con 2,5 por ciento como cifra más probable.
     Durante el primer trimestre de 2016 la cuenta corriente de
la balanza de pagos arrojó un déficit de 3.381  millones de
dólares (5,6 por ciento PIB), cifra inferior a lo proyectado y a
los valores trimestrales registrados desde inicios de 2014. Este
menor déficit corriente reduce la vulnerabilidad que tiene el
país para enfrentar choques adversos externos.
    En síntesis, la economía colombiana continúa ajustándose de
forma ordenada a los fuertes choques registrados desde 2014. El
déficit de cuenta corriente está corrigiéndose gradualmente y el
riesgo de una desaceleración excesiva de la demanda interna
continúa siendo moderado. La inflación se ha acelerado por
cuenta de la depreciación del peso, por el fenómeno de El Niño y
por la activación de algunos mecanismos de indexación.
    En este entorno, la respuesta de política monetaria reconoce
que los choques que han afectado a los precios son transitorios
y se orienta a garantizar la convergencia de la inflación hacia
la meta del 3 por ciento ±1 punto porcentual en 2017. Con ese
propósito, la Junta consideró conveniente un incremento de la
tasa de interés de referencia en 25 puntos base. El ajuste de la
política monetaria continuará contribuyendo a la corrección del
déficit externo.
    La Junta continuará haciendo un seguimiento al ajuste
esperado del gasto y su coherencia con el nivel de ingreso de
largo plazo, la sostenibilidad del déficit externo y, en
general, la estabilidad macroeconómica. Así mismo, reafirma el
compromiso de mantener la inflación y sus expectativas ancladas
en la meta, reconociendo que hay un incremento de naturaleza
transitoria en la inflación".

 (Reporte de Luis Jaime Acosta)