Moneda peruana seguiría apreciándose por apetito bonos en soles y reforma pensiones: B.Central

jueves 14 de julio de 2016 16:54 GYT
 

LIMA, 14 jul (Reuters) - La moneda peruana seguiría apreciándose por un mayor apetito de bonos en soles de inversionistas extranjeros e institucionales y por una ley que permite el retiro de fondos de pensión, dijo el jueves el presidente del Banco Central, Julio Velarde.

Velarde afirmó asimismo que el Banco Central viene interviniendo en el mercado para atenuar el avance de la moneda local, comprando dólares y colocando Certificados de Depósitos en soles que los agentes del mercado liquidan en dólares.

"Hay una confianza mayor con respecto a los mercados emergentes y lo que estamos viendo en recomendaciones de bancos de inversión (...) es el de estar comprando más bonos en soles del gobierno peruano", dijo Velarde a periodistas.

"Esta presión todavía debería continuar un tiempo por el lado del exterior", agregó tras presentar una nueva moneda.

Velarde explicó además que gestoras privadas de pensión han mostrado un apetito por papeles del tesoro y cambiarían parte de sus portafolios de dólares a soles para atender un retiro parcial de sus fondos aprobado por el Congreso.

El sol se ha apreciado en lo que va del año un 3,93 por ciento y cotiza a 3,279/3,280 unidades por dólar, su mejor nivel en 11 semanas, mientras que el Banco Central ha comprado 1.848,1 millones de dólares en el año.

El Banco Central también colocó el miércoles Certificados de Depósitos por 600 millones de soles tras registrar una demanda que duplicó la oferta de la autoridad monetaria.

"Tiene sentido que el Banco Central intervenga porque la presión hacia abajo en el valor del dólar frente al sol no corresponde a fundamentos, respondería a una modificación de una ley que ha dado el Congreso", explicó Velarde.

"No tenemos ni techo ni piso, seguimos una política que es la que recomiendan ahora y que antes no era popular, inclinarse contra el viento, o sea moderar fluctuaciones excesivas", acotó.

Velarde dijo que la inflación seguiría desacelerándose y en septiembre ingresaría al rango meta del Banco Central de entre 1 y 3 por ciento, para terminar el año en un 2,9 por ciento.

Para el próximo año el funcionario reiteró que Perú registraría una inflación del 2,1 por ciento. (Reporte de Teresa Céspedes, editado por Manuel Farías)