"Menos es más": la receta que deberán seguir las salmoneras chilenas para sobrevivir

lunes 25 de julio de 2016 12:18 GYT
 

Por Felipe Iturrieta y Anthony Esposito

PUERTO MONTT, Chile, 25 jul (Reuters) - Una nueva regulación para la industria salmonera en Chile está obligando al cuestionado sector a asumir que deberá reducir fuertemente la producción, un escenario que podría elevar aún más los precios y, paradójicamente, ser un buen negocio para algunas empresas.

La normativa presentada recientemente en el segundo proveedor mundial del pescado busca reducir el hacinamiento en las jaulas de cultivo instaladas en el sur del país, y así evitar la proliferación de mortales bacterias, virus y plagas que cada cierto tiempo dejan millonarias pérdidas para las compañías y miles de desempleados en la zona.

Si bien esto implica un nuevo golpe, debido a que recortaría casi en un cuarto la producción este año, expertos creen que devolvería sustentabilidad a la industria e impulsaría aún más los precios, ya altos tras una nueva crisis sanitaria que causó la muerte de más de 20 millones de salmones en marzo.

Según estimaciones oficiales y de la industria entregadas a Reuters, el nuevo escenario reducirá la producción a unas 650.000 toneladas este año, casi un 25 por ciento menos que el promedio de los últimos cuatro años y muy lejos del récord de 955.179 toneladas de 2014.

"Debería haber una estabilización de la producción en torno a esa cifra y un mejoramiento ostensible de la condición sanitaria", dijo a Reuters Raúl Súnico, subsecretario de Pesca y Acuicultura.

Si bien Súnico considera que el número es cercano a lo que "ha producido históricamente Chile en buenas condiciones sanitarias", expertos creen que la cifra debería bajar aún más para permitir realmente la recuperación de un ecosistema marino que muestra constantes señales de agotamiento.

El ambiente de la zona "tiene una capacidad máxima de producir 400.000 toneladas", reconoció Jorge Mancilla, gerente de Salud y Nutrición en Chile de Marine Harvest, la mayor salmonera del mundo, quien trabaja en la búsqueda de vacunas para los peces en un centro de experimentación a las afueras de Puerto Montt, la capital de la salmonicultura del país.

La estimación concuerda con la producción que los ambientalistas ven como sostenible para el ecosistema.   Continuación...