ACTUALIZA 1-Santander Brasil ve primeras señales de recuperación con baja de préstamos impagos

miércoles 27 de julio de 2016 13:26 GYT
 

(Consolida información, añade firma de autores)

Por Guillermo Parra-Bernal y Aluísio Alves

SÃO PAULO, 27 jul (Reuters) - Banco Santander Brasil podría empezar a desembolsar más créditos gradualmente y quizás buscar una adquisición, dijeron el miércoles ejecutivos, ya que las señales iniciales de una mejoría de la mayor economía de Latinoamérica se reflejaron en utilidades mejores a lo esperado durante el segundo trimestre.

El panorama para la demanda de créditos en la segunda mitad del año luce más positivo en la medida en que se van disipando las turbulencias políticas y económicas, dijo el presidente ejecutivo Sérgio Rial en un evento para discutir los resultados.

Santander Brasil probablemente presentará una oferta por la unidad local de Citigroup Inc, aunque a un precio razonable, comentó Rial.

El presidente ejecutivo apuntó a mejores datos del sector minorista y a señales de un repunte de las ofertas de acciones que podrían evidenciar la recuperación en Brasil, que afronta su peor recesión en ocho décadas y las consecuencias de la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff para someterla a un juicio político.

"Vemos un escenario más positivo" para el resto del año, dijo Rial. El miércoles, el Banco Central dijo que los préstamos impagos en Brasil bajaron por primera vez en el año en junio.

La estrategia de Rial de cobrar más por los préstamos y servicios financieros ayudó a Santander Brasil a contrarrestar débiles desembolsos y a anotar su mayor utilidad trimestral en cinco años.

La ganancia neta, excluyendo ítems extraordinarios, sumó 1.806 millones de reales (551 millones de dólares), y se ubicó por encima del consenso de las estimaciones de una utilidad de 1.397 millones de reales, de acuerdo a datos de Thomson Reuters.

Sin embargo, a algunos inversores les preocupa que Santander Brasil se esté precipitando con unas perspectivas demasiado optimistas, ya que la recesión obliga a los prestamistas a reclasificar cientos de créditos corporativos problemáticos.

Asimismo, un aumento al doble de los pedidos de protección por quiebra este año deja a los bancos con una avalancha de solicitudes de renegociación de préstamos. (1 dólar = 3,2768 reales brasileños) (Reporte de Guillermo Parra-Bernal. Editado en español por María Cecilia Mora y Marion Giraldo)