31 de agosto de 2016 / 20:22 / hace un año

EXCLUSIVA-Presupuesto argentino considera inflación de 17 pct y crecimiento de 3,5 pct en 2017: senador

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 31 ago (Reuters) - El proyecto de presupuesto para el 2017, que el Gobierno presentará en semanas al Congreso, prevé una fuerte caída de la inflación a un máximo del 17 por ciento anual y un crecimiento de la economía de al menos un 3,5 por ciento, dijo el miércoles el senador oficialista Federico Pinedo.

Tras un 2016 en recesión y una elevada inflación, el escenario optimista para el año próximo refleja las previsiones del presidente Mauricio Macri, quien abrió mercados y resolvió un largo conflicto con acreedores del país tras asumir en diciembre, en busca de inversiones que impulsen la economía.

"El presupuesto nuestro va a prever expansión de la economía, por el lado de la inversión, especialmente en infraestructura, y por el lado del consumo", dijo a Reuters Pinedo, quien es también el presidente provisional del Senado.

"Los datos que el Gobierno maneja como objetivos, que cree que va a cumplir, son una inflación máxima del 17 por ciento para el año que viene y un crecimiento mínimo del 3,5 por ciento", añadió.

Las cifras son similares a las que Macri había anticipado en una reciente entrevista con Reuters.

Si bien la coalición oficialista Cambiemos no tiene mayoría en ninguna de las dos cámaras del Congreso, Pinedo descartó que haya inconvenientes para aprobar el presupuesto.

"Con los presidentes de los distintos bloques de la oposición se habló este año de la necesidad de acompañamiento al presupuesto (...) Yo supongo que va a ser un trámite normal y participativo. Ya hay reuniones entre funcionarios del Gobierno y miembros de la oposición", afirmó el senador.

"Dependiendo de cuánto sea el financiamiento y cuánto sean los gastos, hay que determinar cuánto va a ser el déficit. El Gobierno tiene una previsión, pero eso depende de lo que se acuerde en el presupuesto", agregó.

BUSCA DE INVERSIONES

El Gobierno apuesta a que la llegada de inversiones locales y extranjeras impulse una economía estancada desde hace un lustro y ayude a reducir la inflación, que podría acercarse al 40 por ciento este año tras una devaluación del peso y un alza de tarifas energéticas.

Tras 12 años de gestión de una centroizquierda peronista que se mostró distante con los inversores y apostó por el mercado doméstico, la figura de Macri disparó la atención de los centros financieros internacionales.

Sin embargo, la economía aún no despega y los indicadores negativos han profundizado el malestar social y sindical, lo que se ha traducido en protestas y manifestaciones.

Para dar un impulso aún mayor a las inversiones, el Gobierno inició en agosto una amnistía impositiva para captar capitales no declarados, y también apuesta a proyectos de infraestructura con participación de capital privado.

Actualmente, el Congreso discute un plan para mejorar las asociaciones entre el Estado y los inversores particulares.

"Lo que queremos es acelerar el plan de obras públicas para generar empleo más rápidamente a partir del año que viene y aprovechar una ola de confianza que hay en Argentina", señaló Pinedo.

"La ley (actual) tiene algunos problemas. El privado no tiene mucha seguridad. (El nuevo proyecto) es básicamente un mecanismo para distribuir riesgos entre el Estado y el privado. (Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below