9 de septiembre de 2016 / 18:21 / hace un año

Bonos argentinos ajustados por inflación siguen en la mira de los inversores

Por Walter Bianchi

BUENOS AIRES, 9 sep (Reuters) - Los bonos argentinos ajustados por inflación siguen liderando el interés de los inversores en la plaza local, ya que mantienen buenos rendimientos a pesar de la reciente desaceleración en las alzas de los precios minoristas, dijeron analistas.

Los especialistas afirman que los papeles ajustados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) son atractivos porque garantizan un rendimiento real aún cuando el Gobierno logre su objetivo de reducir los aumentos de precios.

“Los bonos ajustados por CER se presentan como una alternativa atractiva entre las opciones en pesos”, señaló en un informe del banco de inversión Puente.

La inflación en Argentina se habría desacelerado a un 0,8 por ciento en promedio durante agosto, según un sondeo de Reuters entre analistas.

El Gobierno de centroderecha de Mauricio Macri, que asumió en diciembre y aplicó fuertes ajustes para sanear la economía, estima finalizar 2016 con una inflación del 25 por ciento y del 17 por ciento el año próximo.

Operadores señalan que los títulos ajustados al CER también son demandados como refugio ante las menos optimistas previsiones de los analistas, que esperan que el año cierre con una inflación cercana al 40 por ciento.

“Recomendamos volver a tomar posiciones (en bonos ajustados por CER) ya que el avance de la desinflación que estamos detectando podría desencadenar una nueva compresión (en los rendimientos) en los próximos meses”, dijo la consultora Balanz Capital.

La firma agregó que “en los bonos CER de menor duración (...) debemos ser más prudentes, ya que estos valores se negocian en base al ‘carry’ de inflación, y una desaceleración de la inflación en los próximos meses podría desalentar la inversión en tales instrumentos”.

En tanto, el analista Gustavo Ber dijo que “la renta fija tanto en dólares como pesos aún ofrecen competitivas alternativas para el devengamiento en un mundo de tasa cero, a lo cual se suman nuevos recortes de tasas del Banco Central que ayudan a la macroeconomía y al apetito por riesgo”.

Recortar la elevada inflación que el país sudamericano sufre desde hace años es uno de los principales objetivos de Macri, junto con la reducción del severo déficit fiscal en medio de una recesión económica.

El Banco Central redujo esta semana a un 27,75 por ciento su tasa de referencia en su licitación semanal de letras Lebac a 35 días ante signos de desaceleración inflacionaria.

“La tasa de retorno que ofrecen los títulos públicos argentinos, con un promedio de 5,8 por ciento al año se ubica entra las más bajas de la historia contemporánea”, dijo el analista económico Nicolás Dujovne en cuarta edición del Latam Economic Forum, organizado esta semana por la consultora Research for Traders.

El experto agregó que la tasa “seguirá cayendo, por lo que la Argentina tiene un potencial gigante para revitalizar la inversión extranjera directa, de un promedio de 2.000 millones de dólares en los últimos 10 años, a unos 15.000 millones a partir de 2017”. (Editado por Maximiliano Rizzi y Juana Casas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below