Al menos una persona muere durante protesta contra minera de cobre La Bambas en Perú

viernes 14 de octubre de 2016 23:49 GYT
 

LIMA, 14 oct (Reuters) - Al menos una persona murió el viernes en una región andina de Perú tras un choque entre la policía y pobladores que bloqueaban una carretera de acceso a la mina de cobre Las Bambas, una de los mayores del país, dijo la defensoría y un legislador.

Las pobladores protestan por la gran cantidad de polvo y el ruido que producen los camiones que transportan concentrados de cobre de la mina, agregaron, en manifestaciones similares a las ocurridas hace un año también contra Las Bambas, situada en la región de Apurimac, que dejaron tres fallecidos.

La víctima, un campesino de 42 años, es la primera en medio de un conflicto social en la actual gestión del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

El representante de la Defensoría del Pueblo en Apurimac, Artemio Solano, afirmó que los choques se produjeron en la mañana cuando la policía intentó desbloquear la carretera. Los manifestantes bloquean la vía desde el sábado.

Las Bambas, de la firma MMG Ltd, una filial de la china Minmetals, ha estado utilizando una vía alterna para seguir transportando sus minerales a la costa y cumplir con sus envíos, afirmó una portavoz de la compañía minera.

El legislador Richard Arce, uno de los representantes de la zona por el partido opositor de izquierda Frente Amplio, dijo que el campesino murió por una herida de bala. La policía, por su parte, reportó 20 policías heridos y dijo que estaban investigando las causas del deceso.

"Estoy muy preocupado con esta situación, indignado por lo que ha sucedido", dijo Arce a Reuters. "Este es el primer muerto en un conflicto socioambiental en este nuevo Gobierno", agregó.

Una fotografía del enfrentamiento proporcionada por la oficina de Arce mostró a un hombre boca arriba sobre piedras manchadas de sangre en un campo.

Solano y Arce dijeron que los manifestantes están molestos porque el polvo y el ruido afecta a sus viviendas y sus cultivos.

Las Bambas, que implicó una inversión de 10.000 millones de dólares, comenzó a operar a fines del año pasado y tiene la proyección de convertirse en una de las minas más grandes del mundo, con una producción anual de 450.000 toneladas de cobre.

Kuczynski, quien asumió a fines de julio, ha heredado más de 200 conflictos sociales y enfrenta el reto de equilibrar las demandas de comunidades y empresas para reactivar proyectos de inversión paralizados. (Reporte de Mitra Taj; Escrito por Marco Aquino; Editado por Silene Ramírez)