19 de octubre de 2016 / 17:11 / en un año

Agroexportadores de Argentina esperan compensar bajos precios de aceite soja con más biodiésel

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 19 oct (Reuters) - El complejo procesador de granos de Argentina, uno de los más importantes del mundo, espera compensar la caída en el precio de sus embarques de aceite de soja con un crecimiento en las exportaciones de biodiésel, dijeron representantes del sector.

Argentina es el principal proveedor mundial de aceite y harina de soja, pero desde hace años su pujante polo industrial atraviesa problemas para comercializar sus productos en los mercados internacionales.

Una paulatina reducción en las importaciones de aceite de soja -la materia prima con la que se elabora el biodiésel en Argentina- por parte de China, que este año directamente cesó de comprar el producto del país austral, ha obligado a las empresas procesadoras a buscar nuevos mercados y competir con derivados más baratos.

“Es muy importante el tema del biodiésel. Necesitamos un poco más. Nos ayuda a mantener alto el precio del aceite de soja”, dijo a Reuters Alberto Rodríguez, presidente de la cámara de empresas procesadoras y agroexportadoras CIARA-CEC.

“En los últimos años China era un importante comprador, se llevaba su buen medio millón de toneladas. Hoy ese volumen se ha tenido que mover en su mayoría a la India, que es un mercado donde tenés que competir con (el precio del aceite de) la palma”, añadió.

En los mercados de futuros de referencia el contrato más cercano de aceite de palma se negociaba a cerca de 650 dólares por tonelada el miércoles, mientras que el del derivado de la soja lo hace a alrededor de 780 dólares por tonelada.

CIARA-CEC nuclea a empresas como Bunge, Cargill y Louis Dreyfus, que a su vez son las principales elaboradoras del biocombustible.

Luego de que una corte de la Unión Europea (UE) emitiera en septiembre una serie de decisiones que anulan los aranceles por dumping que desde el 2013 afectan a exportadores de biodiésel de Argentina, hay expectativas de que los embarques del biocombustible regresen pronto al bloque.

El titular de la cámara de productores de biocombustibles Carbio, Luis Zubizarreta, dijo a Reuters que las mayores ventas de biodiésel le darán “más valor a nuestras exportaciones”.

La sanción de la UE, hasta ese momento el principal destino del biodiésel argentino, representó un fuerte golpe a la industria local, cuyos embarques llegaron a recortarse a la mitad, a solo 780.000 toneladas, en el 2015.

“El biodiésel necesita que se termine la historia con Europa, que aparentemente está prácticamente por terminarse. Esperemos que Europa vuelva a adquirir biodiésel. Eso sería un elemento importante”, dijo Rodríguez.

Antes de que cambiara su estrategia comercial y comenzara a adquirir más granos de soja para procesar dentro de su territorio, la sed china por aceite de soja fue una de las columnas sobre las que se erigió el gigantesco aparato aceitero de Argentina.

El polo industrial del país sudamericano fue construido prácticamente en su totalidad desde el cambio de siglo y cuenta con una capacidad anual de molienda de 60 millones de toneladas de granos. (Reporte de Maximilian Heath, editado por Manuel Farías/Nicolás Misculin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below