ACTUALIZA 2-Confianza consumidor en Brasil cae por primera vez bajo gobierno de Temer

jueves 24 de noviembre de 2016 11:06 GYT
 

(Actualiza con vínculo a gráfico)

BRASILIA, 24 nov (Reuters) - La confianza del consumidor en Brasil cayó en noviembre por primera vez desde que el presidente Michel Temer asumió el cargo en mayo, debido a que se frustraron las esperanzas de una salida más rápida de la recesión.

El índice de confianza del consumidor de la privada Fundación Getulio Vargas (FGV), publicado el jueves, cayó a 79,1 en noviembre desde un máximo de casi dos años de 82,4 en octubre. (Gráfico: reut.rs/2fbuGPu)

La caída de la confianza del consumidor es un contratiempo para Temer, quien esperaba que una recuperación económica más veloz impulsara sus índices de popularidad, que se han mantenido bajos desde que reemplazó a la destituida presidenta Dilma Rousseff en mayo.

"Ante la ausencia de noticias positivas sobre la economía y con el deterioro continuo del mercado laboral, algunos consumidores han reducido su optimismo sobre los próximos seis meses", afirmó la economista de la FGV Viviane Bittencourt.

El ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, dijo que el descenso es "normal" y no afectará al crecimiento económico. "Ningún indicador se mueve siempre en línea recta. Hay una tendencia de una recuperación gradual de la confianza", afirmó Meirelles a periodistas tras reunirse con el presidente del Senado, Renan Calheiros.

La recesión de dos años en Brasil empeoró en el tercer trimestre, según datos del Banco Central. Uno de cada cinco brasileños está desempleado, trabajando a media jornada o se ha dado por vencido en la búsqueda de empleo, dijo el martes el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectan que la economía brasileña reanude su crecimiento el próximo año, pero sólo a un ritmo modesto de alrededor de un 1 por ciento anual.

En las últimas semanas han aumentado las protestas contra medidas de austeridad por parte de gobiernos estatales, algunas de las cuales han retrasado los pagos de salarios y buscan elevar los impuestos.

(Reporte adicional de Alonso Soto; editado en español por Patricio Abusleme y Carlos Serrano)