ENFOQUE-Inflación desbocada complica el manejo de efectivo en Venezuela

miércoles 30 de noviembre de 2016 10:11 GYT
 

Por Corina Pons

CARACAS, 30 nov (Reuters) - Cuando Rosa Maestre, una empleada doméstica en Venezuela, fue a cobrar su aguinaldo con un cheque por 30.000 bolívares, recibió a cambio tres fajos de 1.500 billetes de 20 bolívares, un bulto de medio kilo inmanejable para una billetera.

Como Maestre, de 72 años, un tercio de la población venezolana no posee cuenta bancaria, por lo que sufre por el cada vez más engorroso manejo del efectivo, un tema que ha empeorado en las últimas semanas a medida que la inflación se mantiene por segundo año en tres dígitos, presionada por el reciente despunte del dólar en el mercado paralelo.

"Los escondí de inmediato en la cartera por el miedo que me da transportar esa paca (bulto) de efectivo", dijo la señora, de nacionalidad colombiana, que planea invertir buena parte de su bono en comprar papel higiénico, un producto escaso.

"Jamás me habían pagado con tantos billetes, pero se irán en comprar unas cositas", se lamentó.

Los billetes circulantes no alcanzan para atender la demanda de los venezolanos, y analistas y diputados de oposición consideran urgente la emisión de nuevas denominaciones de hasta 10.000 bolívares para facilitar la compra de bienes básicos que duplican su precio en semanas.

Hace casi un año que el Banco Central (BCV) no difunde sus cifras de inflación, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que cerrará el 2016 en 500 por ciento y se desbocará el próximo año, en medio de una crisis económica sin precedentes.

El actual conjunto de monedas y billetes circulantes fue introducido en el 2008 por el fallecido presidente Hugo Chávez, como parte de una reconversión que borró, de un plumazo, tres ceros al bolívar.

A pesar de que la medida se anunció como un punto de partida para reducir la inflación a un dígito, hoy, para que un billete de 100 bolívares (el de mayor denominación) tenga el mismo poder de compra que cuando entró en circulación, se necesitan 11.000 bolívares, según un cálculo de la consultora local ODH.   Continuación...