Tras muerte de Fidel y ante la llegada de Trump al poder, emprendedores cubanos confían en más reformas

martes 29 de noviembre de 2016 09:01 GYT
 

Por Simon Gardner y Sarah Marsh

LA HABANA, 29 nov (Reuters) - Aún de luto por la muerte de Fidel Castro, desde su restaurante en La Habana Niuris Higueras confía en que las reformas que permitieron que su negocio floreciera se profundizarán y sobrevivirán a cualquier fricción con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

El Gobierno comunista de Cuba relajó las restricciones sobre los pequeños negocios hace seis años y los restaurantes privados -o paladares- han visto un auge gracias a una mayor llegada de dólares de los turistas tras una distensión diplomática acordada con Estados Unidos a fines del 2014.

Las reformas económicas fueron ordenadas por el presidente Raúl Castro, quien asumió como líder de Cuba tras la enfermedad de su hermano mayor Fidel en el 2006.

Fidel Castro, un ícono de la Guerra Fría que falleció el viernes a los 90 años, fue más cauteloso que su hermano en la apertura de la economía y más desconfiado de Washington.

La mayoría de los cubanos cree que su reticencia animó a la línea dura en la dirección del Partido Comunista y a la burocracia dentro del Gobierno a ralentizar el ritmo de las reformas en los últimos años.

Ahora empresarios como Higueras esperan que la campaña de reformas, que ha avanzado a un ritmo muy lento, se acelere.

"Para mí significó crecimiento, estabilidad, apertura", dijo Higueras sobre las reformas de mercado, mientras algunos de sus 17 empleados ubicaban sillas y mesas ante la llegada de los primeros clientes extranjeros para cenar.

En momentos en que los cubanos esperan un futuro sin el hombre que definió el camino de su país desde que llegó al poder con la revolución de 1959, muchos están preocupados por las amenazas de Trump de poner fin a un acercamiento forjado por el mandatario saliente de su país, Barack Obama.   Continuación...