Fiscales de Brasil critican a legisladores por suavizar proyecto de ley contra corrupción

miércoles 30 de noviembre de 2016 19:38 GYT
 

BRASILIA, 30 nov (Reuters) - Los fiscales que investigan el mayor escándalo de sobornos de Brasil amenazaron el miércoles con renunciar en masa si la propuesta de suavizar un proyecto de ley contra la corrupción es aprobada por los legisladores.

La Cámara baja del Congreso aprobó el proyecto el miércoles por la madrugada por 450 votos a favor y 1 en contra, con cambios que ayudarían a proteger a los legisladores de procesos judiciales y debilitarían la autoridad de los fiscales públicos.

El abrumador respaldo al proyecto refleja la preocupación en la clase política por un acuerdo pendiente de delación premiada con Odebrecht, por el cual ejecutivos del mayor conglomerado constructor del país informarían sobre sobornos pagados a unos 200 políticos en los últimos años.

La votación se dio mientras Brasil llora la muerte de los jugadores del club de fútbol Chapecoense luego de un accidente aéreo el lunes por la noche en el que murieron 71 personas, incluidos casi todos los miembros del plantel y varios periodistas.

"En la oscuridad de la noche, sacaron ventaja de un momento de duelo nacional y conmoción para alterar las propuestas", dijo Deltan Dallagnol, líder del equipo de investigadores que examina una enorme trama de sobornos políticos centrada en Petrobras , el gigante petrolero controlado por el Estado

Dallagnol acusó a la Cámara baja de buscar bloquear la "Operación Lava Jato" en momentos en que se está cerca de incriminar a una "cantidad significativa" de legisladores en el escándalo de Petrobras.

"Nosotros planeamos renunciar colectivamente si la propuesta es convertida en ley por el presidente Michel Temer", dijo por su parte el fiscal Carlos Fernando Lima.

Mientras los brasileños lloraban a las víctimas del accidente aéreo en Colombia, los legisladores retiraron la definición legal del delito de enriquecimiento ilegal y borraron una cláusula que crea una recompensa y un sistema de protección para quienes reporten actos de corrupción.

En su lugar agregaron penas, que incluyen condenas de prisión, para los jueces y fiscales que incurran en abusos de autoridad.

El máximo fiscal de Brasil, Rodrigo Janot, dijo en un comunicado que los cambios buscan claramente "intimidar y debilitar" la autoridad de los fiscales y el poder judicial. (Reporte de Anthony Boadle; editado en español por Ricardo Figueroa)