16 de diciembre de 2016 / 23:53 / en 9 meses

ACTUALIZA 2-Venezolanos protestan, billetes en mano, por falta de efectivo

(Actualiza con información de fallecidos no confirmada oficialmente, citas y detalles)

Por María Ramírez

CIUDAD GUAYANA, Venezuela, 16 dic (Reuters) - Miles de venezolanos protestaron el viernes en varias ciudades, frustrados por no poder usar ni canjear sus billetes de 100 bolívares, en el último día permitido antes de su sustitución por monedas y nuevos billetes de mayor denominación que debían comenzar a circular en la semana pero aún no están disponibles.

El ambiente se fue caldeando durante el día en algunas de las localidades entre versiones de hechos violentos que habrían dejado al menos tres fallecidos en la ciudad de El Callao, en el suroriental estado Bolívar, según el diputado del opositor Primero Justicia Ángel Medina, quien agregó que las protestas seguían en la noche y había “gran cantidad de heridos”.

La versión no fue confirmada oficialmente y no estaba disponible de inmediato alguna autoridad que comentara sobre los hechos.

El presidente socialista Nicolás Maduro comentó por su parte en declaraciones en la noche que manejaban la noticia de que en el suroccidental estado Apure “había sido atacada, quemada y destruida la sede del Banco de Venezuela y el Banco Bicentenario en Guasdualito”.

Con los papeles en la mano, o en bolsas, cajas y maletas, los afectados se congregaron en los alrededores de los bancos tratando de depositar su dinero o exigir el canje por las nuevas denominaciones que Maduro aseguró que empezarían a circular durante la jornada.

Los manifestantes se repartían en ciudades medulares como Maracaibo en el occidente; San Cristóbal, cerca de la frontera colombiana; Maturín en el oriente y San Félix o Tumeremo, en el sur de la nación petrolera.

En algunos lugares también se reportaron saqueos a pequeños comercios que no aceptaban billetes de 100 bolívares, los de mayor denominación hasta ahora, desde comienzos de la semana.

“El Gobierno tiene la responsabilidad de esta situación irregular”, sentenció más temprano el alcalde Coromoto Lugo, del municipio minero El Callao, denunciando el saqueo de una media docena de comercios.

“Cuando no es la gasolina, es el agua, la luz, la medicina y ahora el canje de billetes”, agregó.

Maduro afirmó la noche del viernes que solicitó al presidente del Banco Central, Nelson Merentes, agilizar la distribución de las monedas de 10, 50 y 100 bolívares, así como de los billetes de 500, que aseguró que llegarán en los próximos días. El domingo estará en el país “una buena parte de ellos”.

“Pido la máxima comprensión, la utilización de las tarjetas, del dinero electrónico al máximo”, agregó el mandatario que lamentó “algunas acciones violentas”. Vinculó a diputados de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) con las protestas.

La MUD, en un comunicado difundido tarde el viernes, afirmó que el retiro del billete de más alta denominación ha sometido a los venezolanos a una situación de “caos inducido”.

El pasado fin de semana, Maduro sorprendió cuando decretó un plazo de 72 horas para sacar de circulación el billete de 100 “bolos”, alegando que era una medida necesaria para combatir el contrabando de papel moneda venezolano en la frontera con Colombia.

El jueves, Maduro exhibió ejemplares de los nuevos billetes de 500, 1.000, 2.000, 10.000 y hasta 20.000 bolívares; y las monedas de 10, 50 y 100, que dijo debían entrar en vigencia el viernes.

El Gobierno quiere estimular las operaciones electrónicas en un país donde los analistas dicen que al menos un 40 por ciento no tiene cuentas bancarias ni tarjetas de débito.

“El presidente y el ministro (de transporte) nos hicieron que recibiéramos el billete de 100, y resultó ser una mentira, ahora nosotros estamos con una gran cantidad de billetes y no nos lo quieren aceptar en el único banco que funciona. Nos sentimos burlados”, dijo Richard Montilva, un conductor de autobús en el estado Táchira.

Una vez concluida la primera fase del operativo para sacar de circulación los billetes de 100 unidades, el que más se usaba en la economía, los venezolanos tendrán cinco días para canjear los remanentes en las sedes del Banco Central de Venezuela (BCV).

La fila a las afueras de las oficinas del BCV en Caracas era de varias cuadras, y ni siquiera allí se entregaban las nuevas denominaciones.

Reuters, durante un recorrido por varios puntos de la ciudad, observó que la mayoría de los cajeros automáticos estaba sin dinero y algunos pocos daban billetes de menor denominación en bajas cantidades. (Reporte de María Ramírez, con reporte adicional de Anggy Polanco en San Cristóbal, Andreína Aponte y Deisy Buitrago en Caracas, y Mircely Guanipa en Punto Fijo. Escrito por Eyanir Chinea. Editado por Javier López de Lérida y Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below