A FONDO-Tras auge por guerra contra narcotráfico, prisiones en México están inactivas

viernes 17 de febrero de 2017 13:11 GYT
 

Por Joanna Zuckerman Bernstein y Christine Murray

PAPANTLA, México, 17 feb (Reuters) - Los guardias de una de las prisiones de alta seguridad de México tienen que preocuparse mucho más por la falta de criminales que entren a sus instalaciones, que por las fugas.

Pese a tener un costo de más de 2,000 millones de pesos (100 millones de dólares), la cárcel de Papantla, construida para unos 2,000 reclusos en el sureño estado de Veracruz, no tiene un solo preso y apenas unos cuantos empleados cuidan el lugar.

Por ello no causó sorpresa que el año pasado se robaran materiales de construcción del interior de la prisión.

"En realidad, es un elefante blanco", dijo Galdino Diego Pérez, representante legal del Gobierno municipal de Papantla, sobre el enorme complejo blanco y gris afuera de la ciudad.

El penal de Papantla es un notorio ejemplo de fondos públicos desperdiciados bajo un plan de nuevas prisiones de 2008 que buscaba resolver la sobrepoblación crónica y albergar nuevos reclusos mientras fuerzas de seguridad combatían a los cárteles de la droga.

El Gobierno conservador del entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) otorgó unos 176,000 millones de pesos en contratos sin licitación para 15 penales, pero actualmente cuatro de ellos están parcialmente construidos o aún no abren.

Expertos en política pública dicen que las prisiones ociosas reflejan una planificación inadecuada de ese Gobierno, aunque las instalaciones que se abrieron ayudaron a reducir la sobrepoblación en el sistema penal.

Los involucrados en la ejecución del plan de Calderón culpan a la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto por los retrasos. La mayoría coincide en que los contribuyentes mexicanos perdieron.   Continuación...